Experiencia y éxito

Echa un vistazo a la entrevista de Eloy Cabellos, egresado de la FCEC, y descubre cómo conquista el mundo empresarial.

REDACCIÓN CAMPUCSS

Cuando apenas salió del colegio, postuló a la carrera de medicina. Sin embargo, en el proceso descubrió un amor escondido por las matemáticas y las ciencias económicas. Un test vocacional confirmó su tendencia por dichas ciencias, encontrando la UCSS una opción para su vida profesional. 

Hoy el egresado de la carrera de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas y Comerciales de la UCSS, Eloy Cabellos Mego, es su propio jefe y ha innovado el mundo financiero, empresarial y económico del país con Startups y plataformas digitales para estudiantes.  

Además, nos cuenta parte de su formación académica, tanto en el Perú como en el extranjero. Explica la situación actual en el país y revela que necesitan los  jóvenes de hoy para su vida profesional. 

¿Qué es lo que recuerdas de tu formación académica en la UCSS? 

Desde el inicio de mi formación en la Universidad se resaltó el factor humano, los valores y la importancia de la convivencia en armonía. Asimismo, me llamaron la atención los cursos, como: antropología religiosa, teología 1 y 2; si bien uno puede pensar que son religiosos, realmente estas enseñanzas se centran en la persona y la búsqueda de un conocimiento más amplio. Creo que eso ayudó a formar y guiar el camino que tuve en la UCSS. 

 

Desde el inicio de mi formación en la Universidad se resaltó el factor humano, los valores y la importancia de la convivencia en armonía.

 

Y en lo académico ¿Qué crees que te sirvió como profesional?

Respecto a los cursos de especialidad de carrera, recuerdo que hacíamos muchas prácticas referentes a los temas de economía, se impulsaban mucho las visitas guiadas a entidades gubernamentales, como el BCR, y el Ministerio de Economía y Finanzas. Se quería impulsar a los estudiantes a practicar el conocimiento con ruedas de negocios, la participación en eventos nacionales e internacionales para mostrar los conocimientos y el expertise en el tema de economía y finanzas. 

 

¿Por qué decidiste estudiar Economía y por qué en la UCSS?

Las ciencias económicas las descubrí después del colegio, yo planeaba estudiar medicina humana, incluso postulé a la Universidad Mayor de San Marcos, pero no ingresé. Agradezco que sucediera así, tal vez otro hubiera sido mi rumbo. Me di cuenta en la academia, preparándome para mi tercera postulación a San Marcos, los números me atraían y también los cursos como administración, y contabilidad. Realice un test vocacional y lo que arrojó fue la tendencia que tenía por negocios, economía y estos cursos. Este  hecho corroboró lo que empezaba a sentir. Empecé a buscar opciones y me enteré de la UCSS, pionera en Lima Norte, fundada cerca de una zona comercial, cerca al Megaplaza o Plaza Norte, cerca a SENATI. Además, investigué sus inicios y quién la dirigía (la Diócesis de Carabayllo), busqué las carreras y encontré Economía. 

 

¿En qué lugares trabajaste hasta llegar a tu posición actual? 

Inicié en los últimos ciclos de la Universidad, trabajé en una entidad financiera en la parte de operaciones y clientes durante dos años. Luego salí e inicié mi camino en el sector corporativo. Agradezco que haya podido pasar por todas las etapas, desde auxiliar de finanzas, asistente, analista, coordinador, hasta jefe de finanzas, una ruta que me tomó aproximadamente siete años. En el 2017, renuncié al sector corporativo y desde ese momento me dedico a dos grandes cosas que realizo actualmente: la docencia, soy docente de economía y finanzas, encontré esta vocación en el camino; y empecé a emprender, decidí ser mi propio jefe y aplicar los conocimientos adquiridos en la Universidad, en el trabajo y toda esta experiencia. Formé un par de negocios tradicionales, innové en emprendimientos tecnológicos y Start Ups. Actualmente, direccionó dos negocios “Pagaora”, plataforma de créditos digitales para estudiantes de estudios superiores; y ProIncuba”, plataforma académica de cursos digitales y certificados en línea.   

 

Empecé a emprender, decidí ser mi propio jefe y aplicar los conocimientos adquiridos en la Universidad, en el trabajo y toda esta experiencia.

 

Cuéntanos un poco de tu experiencia académica en el extranjero

Llevé una Maestría de finanzas en ESAN, lo cual me permitió realizar cursos fuera del país, como España; cursos en ESADE, una escuela de negocios de primer nivel en Europa, todos referidos al tema de finanzas, innovación, y negocios, para aplicarlos al entorno del emprendimiento. Una experiencia muy buena, me abrió el panorama, conoces otras culturas, otras formas de hacer negocios, herramientas que no son muy usadas en el Perú por la diferencia en el mundo empresarial, pero que te permiten adelantarte en los escenarios futuros para tener negocios mucho más disruptivos e innovadores que puedan ser potencialmente grandes en el corto plazo.

 

Con respecto a la educación, la vida laboral y la economía ¿Cómo ves el panorama de los negocios internacionales en el Perú?

La percepción que tenemos todos es debido a los últimos cambios políticos, el rumbo económico del país no está muy claro. Sin embargo, pensando siempre que las bases económicas de una nación o de un país no son fáciles de mover o reestructurar, creo que existirá incertidumbre en el corto plazo por la pandemia y el tema coyuntural político. En el mediano plazo, creo que todo se va a estabilizar, tenemos una idea más clara de a dónde va la economía y las políticas públicas. Los negocios van a tener las cosas más claras, por ejemplo: en qué rubros podrán invertir, qué sectores son más débiles que otros, y hacia dónde poder inyectar recursos. La inversión privada es vital, el Perú es un país super emprendedor, uno de los principales a nivel mundial. Lo que nos falta es la formación académica (la cual ya se está tecnificando) y  la promoción por parte del sector público (gestión que ya se está haciendo). Creo que con esas dos herramientas y la Universidad (parte vital del proceso), el futuro es potencialmente positivo para hacer más negocios, o los que estén hoy emprendiendo, puedan crecer de manera sostenible en el tiempo.

 

Creo que existirá incertidumbre en el corto plazo por la pandemia y el tema coyuntural político. En el mediano plazo, creo que todo se va a estabilizar […]

 

Teniendo la experiencia nacional e internacional y respecto a la carrera ¿Qué tipo de formación académica necesitan los jóvenes en la actualidad?  

Hablando del ámbito de administración, negocios y economía, creo que los conocimientos teóricos y técnicos están y se dan, lo que faltaría potenciar es la innovación. En Economía nos enseñan modelos y formas de ver cosas que funcionan, pero algunos de ellos son herramientas que tienen una larga data de uso y el entorno cambiante no permite que esas sean tan eficientes. Diría que falta el ingrediente de innovación disruptiva (cambios radicales que se sientan como saltos importantes, por ejemplo plataformas digitales que no necesitan presencialidad) en los negocios, esto podría mejorar al sector académico. Asimismo, todos los profesionales deben saber usar herramientas tecnológicas, yo he tenido que aprender hasta programación para fusionar estos dos mundos, el ámbito económico, empresarial y financiero, con la tecnología. Son dos mundos que conversan muy bien y creo que es el futuro que se viene a nivel de negocios.    

 

He tenido que aprender hasta programación para fusionar estos dos mundos, el ámbito económico, empresarial y financiero, con la tecnología. Son dos mundos que conversan muy bien y creo que es el futuro que se viene a nivel de negocios.    

 

¿Qué les dirías a los jóvenes con respecto al mundo de la Ciencias de Económicas y Comerciales?  

La economía es una ciencia social en la que mucho interviene la persona, hay números sí, pero como los hay en cualquier otra ciencia. Uno debe saberlo básico, dividir, sumar y restar, después es tener las ganas para aprender lo que viene. La economía es muy importante porque te permite conocer el entorno en el cual se desarrolla una comunidad o sociedad, y permite además que el bienestar social se realice completo o de manera masiva. Escuchamos PBI, precios, fluctuación, tipo de cambios, algo que nos acompaña y nos acompañará siempre. Entenderla y conocerla les dará una herramienta importante para aplicarla en negocios, como asesores financieros, empleados, economistas o incluso aplicarlo mejor en un emprendimiento propio, creando negocios, desarrollando el potencial como emprendedores, generando empleo y bienestar social.  

Aquí puedes revisar la experiencia de Eloy Cabellos: Linkedin.

Publicado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.