ESTUDIAR Y TRABAJAR: un gran desafío para el joven de clase media

Veintiún recomendaciones para jóvenes que anhelan solventar sus propios estudios frente a las nuevas cifras del estado de la pobreza en el Perú.

Por WILLIAM MUÑOZ MARTICORENA – Director de Investigación FCEC-UCSS

Producto de la década de oro de la economía peruana, la clase media prácticamente se duplicó hasta alcanzar un 40% de la población (13 millones de personas). Sin embargo, cifras recientes del INEI, señalan que la pobreza monetaria al 2017 se incrementó, llegando a afectar al 21.7% de los peruanos. Volviendo con ello latente la amenaza de que una gran porción de esta nueva clase media vuelva a ser pobre. En particular, para aquellos que laboran en empleos informales (50% de la clase media) y en sectores de baja productividad.

En este contexto, para un joven de clase media, lograr una formación universitaria y mantener un empleo formal se vuelve un objetivo de vida que le reduce las probabilidades de ser pobre (solamente 2.6% de los pobres detentan educación superior) y le augura bienestar y calidad de vida. De esta forma, dicha circunstancia explicaría que, por un lado, del total de jóvenes al año 2016, 35.8% contaban con educación superior, cinco puntos porcentuales más que en el 2011 (30.9%); y, por otro lado, el incremento significativo de la oferta de universidades en las últimas décadas.

En relación con lo anterior, podemos ver el caso de la Facultad de Ciencias Económicas y Comerciales de la Universidad Católica Sedes Sapientiae, donde 60% de los estudiantes trabajan, incrementándose, hasta más de 80%, esta situación en los alumnos de último año. La revisión de esta circunstancia nos permite identificar ciertos alcances: (a) La inducción al mercado laboral de los estudiantes se da principalmente entre el cuarto y sexto semestre de estudios; (b) el primer trabajo, en muchos casos, tiene por propósito financiar los estudios y gastos familiares; (c) conforme se avanza en la carrera, la probabilidad de encontrar un trabajo relacionado con la misma, aumenta; y (d) entre los principales motivos de deserción escolar se encuentra el hecho de no poder armonizar el estudio y el trabajo.

Ahora, tratando de colaborar con los estudiantes de manera que orienten correctamente sus acciones y decisiones, a fin de compatibilizar el estudio con el trabajo, les alcanzamos algunas sugerencias.

Para el estudiante que va a postular a un primer trabajo:

01
Es fundamental preparar correctamente un Currículum Vitae (CV), el cual, si bien no reflejará una experiencia previa, de manera ágil y creativa presentará la formación realizada (estudios, cursos, idiomas), los aspectos de interés personal (aspectos que le apasionan) y las habilidades (Liderazgo, don de mando, empatía). No hay que estresarse tanto con la forma del documento, dado que en internet existen muchas plantillas predefinidas (como: https://www.modelocurriculum.net, https://www.micvideal.es, https://www.primerempleo.com).
02
Es recomendable aplicar, en primer lugar, a prácticas pre-profesionales, las mismas que le permitirán al estudiante ganar experiencia y probarse en un entorno laboral real.
03
Tanto para acceder a las prácticas pre-profesionales, como a un empleo, se deben consultar y/o suscribirse a portales como APTITUS, LABORUM.COM, MANPOWER. Asimismo, se pueden realizar consultas a las bolsas de empleo de la universidad y del Ministerio de Trabajo.
04
Utiliza tu red de contactos para circular tu CV. Esto aumentará significativamente tus posibilidades de que consideren tu currículum y consigas un puesto. En este sentido, las redes sociales, como LinkedIn, constituyen una de las plataformas más fuertes para hacer llegar tu currículum a las empresas.
05
Es importante, a su vez, organizar el tiempo. Conviene llevar una agenda que reserve tiempo tanto para el estudio como el trabajo, eliminar o reducir elementos distractores como el acceso a redes sociales, la televisión u otras iniciativas que distraigan en el estudio y el trabajo.

Para el estudiante que estudia y trabaja:

06
Hay que balancear la carga, es decir, se deben llevar los cursos que se pueden atender, y no adquirir más responsabilidades laborales de las que se pueden gestionar.
07
Organiza bien tu tiempo, crea un horario flexible, usa una agenda, programa tu Smartphone, comparte tu horario con amigos y familiares. Planifica tu trayectoria académica, guarda tiempo para la familia, guarda tiempo para ti mismo.
08
Desarrolla hábitos de estudio eficaces, si aprendes más al ir a clases que solo con la lectura, no faltes a ninguna. Sé organizado, toma importantes apuntes de las clases, busca un lugar adecuado para estudiar. Reduce las distracciones cuando estudies, prepara esquemas y revísalos, habla con tus profesores o utiliza las tutorías de la universidad.
09
Trabaja de forma eficaz, elabora una lista de tareas que debes realizar, organiza tu lista secuencial, coloca las tareas más importantes al inicio de la lista. Considera organizar tu espacio de trabajo, desarrolla el hábito de trabajar en equipo, considera hablar con tu jefe para buscar apoyo y comprensión.
10
Afronta el estrés, mantén separado el trabajo de los estudios, no te preocupes por el trabajo cuando estudies y viceversa. Tómate los descansos que necesitas pero no exageres. Sé activo, realiza ejercicios y deportes. Duerme lo suficiente y come alimentos saludables.
11
Adopta el pensamiento adecuado, sé realista, recuerda siempre la razón por la que haces las cosas, déjate ayudar. Mantén un ritmo sostenido, verifica tus avances y corrige tus retrasos, celebra los logros sean pequeños o grandes. Ten en cuenta que sí puedes alcanzar tus metas.
12
En el caso de las mamás que estudian y trabajan, ellas deben llevar una agenda, realizar una lista de prioridades, asignar responsabilidades a otros integrantes del hogar, cuidar su salud, comer bien, dormir bien, compartir con la familia lo aprendido, verificar el método de estudio. No pretendan hacerlo todo a la perfección.

Para el egresado que busca trabajo:

13
Es mejor invertir tiempo adicional en obtener el grado de bachiller y el título, en tanto que con ellos se incrementa la probabilidad de acceder a niveles que demandan mayor calificación y que son mejor remunerados.
14
Contribuye a la empleabilidad la experiencia previa, el dominio de idiomas y de herramientas de gestión (ERP, SAP, CRM, SIAF, SIGA, entre otros).
15
Postula a las vacantes adecuadas, es difícil acceder al empleo soñado apenas terminas la carrera. Es realista apuntar a un empleo para ganar experiencia, hay que ajustar las expectativas a lo que ofrece el mercado y no hay que perder el tiempo aplicando a empleos para los que no se está calificado por ahora.
16
Ten expectativas realistas en tu primer empleo, aunque este pueda distar de lo que imaginaste o te exija actividades no relevantes. No hay que desanimarse, más bien, hay que concentrarse en hacer un excelente trabajo, aprender y establecer relaciones con profesionales con experiencia.

Indaga por demandas laborales en internet.

17
No acudas a una entrevista laboral sin prepararte previamente, no olvides llevar el atuendo adecuado y mostrarte profesionalmente. Una adecuada preparación puede marcar la diferencia entre tú y el resto de postulantes.
18
Desarrolla relaciones profesionales de valor, construye un círculo social profesional, que comprenda a personas clave que puedan ayudarte en tu carrera.
19
Aprovecha tu tiempo, inicia cuanto antes tu búsqueda de empleo y tómala en serio.
20
Utiliza los recursos que tiene la universidad. Arma tu CV cuanto antes, busca recomendaciones, crea un perfil online, identifica tus preferencias, planifica y anticipa, regístrate en los sitios adecuados.
21
Siempre será una gracia poder estudiar y edificarse como persona. Por ello, no hay que desanimarse y mucho menos abandonar los estudios. Al contrario, hay que racionalizar, llevar la carga adecuada y ser ordenado, lo demás vendrá por añadidura.

Publicado en

Una respuesta a “ESTUDIAR Y TRABAJAR: un gran desafío para el joven de clase media”

  1. Buenos Días
    En el particular, soy un joven que estudia y trabaja, por tanto no voy a discutir los datos presentados del INEI, ni las recomendaciones , ni el porcentaje de los estudiantes que laboran que según el texto van desde 60% hasta un 80%. Además doy fe de los puntos presentados en el ultimo párrafo, pues lo vivo: “(a) La inducción al mercado laboral de los estudiantes se da principalmente entre el cuarto y sexto semestre de estudios; (b) el primer trabajo, en muchos casos, tiene por propósito financiar los estudios y gastos familiares; (c) conforme se avanza en la carrera, la probabilidad de encontrar un trabajo relacionado con la misma, aumenta; y (d) entre los principales motivos de deserción escolar se encuentra el hecho de no poder armonizar el estudio y el trabajo.”
    En ese sentido, resalto que estoy orgulloso de pertenecer a la universidad , pues me he topado con profesores de primer nivel, compañeros excelentes y grandes retos.

    No obstante, critico y alerto que la universidad que esta en una gran desventaja en relación a otras universidades, pues conozco compañeros de estudio que se trasladaron a otras universidades para poder estudiar en la modalidad “Para personas que trabajan” y/o “Por la mayor cantidad de horarios y opciones”, que no están contentos con los horarios(como mi persona) llevando los cursos que pueden y a personas que simplemente dejan un ciclo por el mismo problema, pues es mas importante cuidar a la familia, es decir , el trabajo.

    La personas que tiene la posibilidad de trasladarse lo realizaran, las personas que no se quedarán arrastrando cursos que no pudieron llevar en su momento o simplemente empezarán de cero en otra universidad que le brinde el apoyo. Por ello, es que en los cursos mas avanzados hay pocos estudiantes, pues los demás están rezagados.

    Resalto, que yo mismo he pensado la posibilidad de un cambio.

    En conclusión, la información presente en el artículo es válida(datos, recomendaciones, etc.) , pero dicha información no es útil en una medida institucional en donde cada estudiante pelea por sus notas : se esfuerza, estudia , trabaja y encima pelea en la apertura de horarios, que deberían darse por defecto. En pocas palabras, no se siente que se haga algo al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.