Tres consejos para saber que hacer con tu GRATIFICACIÓN

Tres consejos para saber que hacer con tu GRATIFICACIÓN

Por William Muñoz Marticorena – Director de Investigación UCSS

 
Más de 3 millones y medio de trabajadores recibirán sus pagos por gratificación durante la primera quincena de julio próximo. Para ellos, la preocupación evidente es que hacer con este ingreso adicional. Nos atrevemos a sugerir una secuencia de reflexión: Pago de deudas, ahorro e inversión.
 

1

PAGO DE DEUDAS:

Las primeras a cancelar o amortizar deberían ser las atrasadas, evitándonos con ello sobrecostos por cobranzas y un reporte negativo en tu historial crediticio. Si no tienes deuda atrasada, entonces puedes prepagar o adelantar el pago de cuotas de préstamos pendientes como crédito personal, hipotecario o vehicular.

 

2

AHORRO:

Con cargo a una mejora en la calidad de vida de usted o de algún miembro de su familia, podría ahorrar parte de su gratificación pensando en mejorar aspectos relacionados a la salud, educación o la vivienda. En tal sentido, es útil concertar con los miembros de la familia algún proyecto específico que se vuelva un objetivo de ahorro. Definido este, hay que indagar sobre la institución financiera (Banco, cajas municipales y rurales) y la tasa de interés más convenientes, para luego asignar el plazo o tiempo en que los depósitos permanecerán ahorrados.
 

3

INVERSIÓN:

En este caso, los fondos mutuos suelen ser una buena alternativa, bajo condición de pensar en una rentabilidad de mediano o largo plazo, es decir, no debo comprometer a esta finalidad dinero que para algún imprevisto debería mantener en ahorros o efectivo. Asimismo, se recomienda que el tipo de instrumento a utilizar preferentemente sea de renta fija para minimizar el riesgo.
 
Dependiendo del monto de la gratificación y la edad del trabajador, podríamos sugerir que si se trata de un trabajador joven, con un ingreso razonablemente alto y pocos compromisos de pago, éste podría asignar una mayor proporción de la gratificación a inversión. Sin embargo, consideramos que esta no es la condición de la mayoría de personas que recibirán su gratificación, la mayoría tiene deudas pendientes que debieran ser atendidas con prioridad y suenos o proyectos que justificarían comenzar a ahorrar para poder satisfacerlos.

Si todo está en orden, se han amortizado deudas, se logró ahorrar algo y hay cierto dinero invertido, entonces bien vale la pena darse un gusto y este puede consistir en un viajecito corto, salir con la familia o realizar algo de shopping.

   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *