Museo de Arte Italiano: el homenaje al vínculo entre la comunidad italiana y el Perú

Turismo y
Patrimonio Cultural

Museo de Arte Italiano: el homenaje al vínculo entre la comunidad italiana y el Perú

El 11 de noviembre se conmemoraron 94 años de la fundación del Museo de Arte Italiano en Lima, ofrecido a la nación peruana en ocasión del centenario de la Independencia.

Teresa Rubino, Universidad de Bari – Prensa UCSS

Caminando a lo largo del Paseo de la República, en el antiguo parque Neptuno (mal llamado “Parque de los museos”) y frente al Palacio de Justicia, el transeúnte se topa con el Museo de Arte Italiano. Su estructura es muy armoniosa y recuerda, efectivamente, los edificios de la antigua Italia, aquella Italia del ilustre Renacimiento, la de Botticelli, Ghilberti y Bramante: una mezcla entre gótico y recuperación de los ideales clásicos. La planta del edificio es rectangular, con dos ábsides por cada lado. En la fachada, arriba del portal y de la inscripción Instituto Nacional de Cultura – Museo de Arte Italiano, hay un epígrafe: “Gli Italiani residenti nel Perú al popolo che li ospita nel primo centenario della conquistata indipendenza MCMXXI”.En los lados de la puerta de hierro forjado, entallada por Alessandro Mazzucotelli, se encuentran dos mosaicos de considerable tamaño, hechos por la Asociación de Mosaiquistas Venecianos, y que representan los personajes más ilustres de la historia de Italia, entre los que sobresale el sumo Dante Alighieri.

Corría el año de 1921, cuando los miembros de la colonia italiana, establecida en el Perú desde el virreinato, decidieron regalar al magnífico país que los recibió un Museo de Arte, italiano por supuesto. La idea de la donación fue propuesta por don Gino Salocchi en ocasión del centenario de la Independencia de Perú. El edificio fue proyectado por el arquitecto Gaetano Moretti, mientras que la tarea de seleccionar y comprar obras fue comisionada a Mario Vannini Parenti, que se benefició de los consejos de Ugo Ojetti, y compró más de 200 obras italianas. Tal como cuentan los medios de la época que hubo gran emoción, expectativa y gratitud el día de su inauguración, el propio Presidente Augusto Leguía expresó en su discurso que el Museo: “expresará, con esa perpetuidad que tiene todo lo bello, el sentimiento de amistad intensa que une al Perú con Italia, amistad que se funda, no sólo en la comunidad de raza y de cultura, sino que ha hallado la oportunidad de arraigarse y difundirse, tanto por los vínculos personales que la colonia ha sabido crear entre nosotros, cuanto por la admiración que nos causan las dotes revelantes de laboriosidad y de honradez, con que se distinguen los súbditos italianos residentes en el Perú”*.
 
museo-de-arte-italiano-de-lima---fotoset-2

Rumbo al Bicentenario: realidad y urgencias

La colección consta de pinturas, estatuas de mármol y bronce, cerámicas y un vitral puesto justo en frente de la entrada y que recuerda “La Primavera”, de Sandro Botticelli.

Las obras fueron seleccionadas de manera que estuvieran representados los artistas de todas las regiones de Italia de principios de siglo XX-aunque los grandes ausentes sean los vanguardistas-. Entre todos los cuadros destacan aquellos de los Macchiaioli: Luigi Gioli (“Vendimia en el Pisano”), Ruggero Panerai (“Descanso”), Ludovico Tommasi (“Mercado”), Raffaello Sorbi (“El encuentro de Dante y Beatriz”) y Mario de Maria (“Los Arcos del Ghetto de Florencia”). Dignas de ser mencionadas son las esculturas de mármol “El abismo”,de Pietro Canonica, y “La muerte”, de Leonardo Bistolfi. Respecto al bronce, seguro hay que fijarse en “La caza del ciervo”, de Silvio Tofanari y “El beso” de Antonio Maraini.
 
museo-de-arte-italiano-de-lima---fotoset-2

El Museo de Arte Italiano es el único museo de arte europeo en el Perú. Desde el 2010 está administrado por el Ministerio de la Cultura. La presencia de obras bien representativas de cierto periodo de la historia del arte italiano no basta para mostrar la vastedad de la cultura italiana. De hecho, habría que invertir recursos en el edificio mismo, a fin de devolverle la gracia y la elegancia que, con certeza, tuvo en los primeros años y que haga referencia al buen estilo que todos asocian a los italianos. Hoy en día, la iluminación (en algunas salas demasiado amarillada y, en otras, muy escasa) no permite disfrutar plenamente la hermosura de las obras. El visitante percibe un clima de abandono y descuido. Por otro lado, una buena inversión sería, además,ambientar con música clásica el recorrido, a fin de recrear una atmosfera más relajante y, por supuesto, muy italiana.

Una respuesta a “Museo de Arte Italiano: el homenaje al vínculo entre la comunidad italiana y el Perú”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *