Paquete impositivo de Francke

El Econ. William Muñoz, brinda reflexiones sobre el trabajo del actual ministro de Economía y Finanzas del Perú.

Por William Muñoz

En una reciente conferencia de prensa, el ministro de economía, Pedro Fracke, señaló que las reformas tributarias planteadas generarían S/12 mil millones adicionales al Estado cada año, en caso de que fueran aprobadas. Esto representaría un aumento del 1,5% del PBI. Francke, adicionalmente, manifestó que un aspecto importante en su propuesta es modificar las tasas del impuesto a la renta (IR) para las personas con ingresos anuales superiores a los S/300 mil.

Para Rodrigo Flores, socio del estudio Hernández y Cía, esto significaría que la tasa de IR de 30% aumente a 32% o 34% de retención para el grupo de los que más ganan. Asimismo, Walker Villanueva, socio del estudio Philippi, Pietrocarrizosa, Ferrero DU & Uria, afirmó que este incremento podría llegar hasta el 35% del IR.

Luego, el Ejecutivo también pretende gravar en mayor medida a quienes tengan ingresos por renta o alquiler de inmuebles y rentas de capital. Actualmente, la tasa a las rentas del capital es del 5%. Según Francke, este aumento no superaría el 10%. No obstante, Klever Espinoza, socio del estudio KERZ, observa que esta normativa tendría más sentido en un contexto de expansión de los ingresos y crecimiento de la demanda inmobiliaria. Sin embargo, se pregunta si este es el escenario actual.

Por otro lado, el paquete impositivo, comprende gravámenes adicionales para los trabajadores independientes, así como el IGV a los seguros de vida que afectaría a las personas de clase media, que pagarían un 18% más. Un real desincentivo a la adquisición de seguros. Francke propone, además, establecer un mecanismo para cobrar el IGV a los servicios de streaming (como Netflix, Disney+, HBO Max, entre otros) y busca aplicar tasas progresivas al impuesto vehicular y gravar a las embarcaciones de recreo (como los yates).

Respecto a estas reformas, todos estaremos de acuerdo que es saludable incrementar la base y presión tributaria. Asimismo, es razonable gravar las sobreganancias mineras, esta es una buena práctica internacional que permite al Estado participar de los booms generados por coyunturas de superciclos de los minerales. Igualmente, es deseable el carácter progresivo de los impuestos en la búsqueda de equidad. Sin embargo, lo que está en cuestión, es la oportunidad y el contexto internacional en el que se pretende lanzar todo el paquete.

Hay medidas que podrían desincentivar la inversión formal y la mayoría de estas medidas se enfocan precisamente en este sector. Sin considerar la necesidad de reducir las exoneraciones tributarias que no han tenido un impacto evidente sobre los ingresos y el empleo. Tampoco se identifican acciones destinadas a reducir el contrabando, particularmente en regiones como Puno, Tacna, Tumbes y Loreto.

Se recomendaría, más bien, una mayor fiscalización sobre los profesionales independientes, que las reguladoras trabajen sobre los costos operativos de las empresas que brindan servicios públicos verificando el cobro de tarifas razonables. Así como  supervisar la recaudación municipal del predial y otros impuestos municipales que son efectivos en una menor proporción de municipalidades.

 

 

 

 

Notas relacionadas:

[¿Crisis u oportunidad? La minería en el Perú]

[Economía comparada: Crecimiento económico entre Perú y Chile]

Publicado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.