DE LIMA PARA EL MUNDO

Conocida históricamente por ser la primera santa del Nuevo Mundo, Santa Rosa de Lima genera siempre el interés de sus devotos. Aquí algunos detalles poco difundidos de su vida. 

Por César S. Cortez.

SANTA ROSA, SANTA UNIVERSAL  PERUANA Y LIMEÑA.

Una de los personajes peruanos más conocidos en el mundo, es Santa Rosa de Lima (Isabel Flores de Oliva). Tan conocida, o quizá más, que nuestro país, en el confín de los países. Para nosotros significa, además de una Santa Puesta en el cielo, el nombre que llevan muchos pueblos dispersos en nuestro territorio, lugares especiales, calles y plazas, hospitales y un sinnúmero de mujeres de nuestra patria que llevan como patrimonio su nombre. Es verdaderamente el significado de la identidad religiosa, sobre todo, pero también lo podemos mostrar como parte de lo que tiene un pueblo que aportó a la iglesia y la fe, al símbolo de lo que siempre hemos sido: creadores de cultura universal. Por eso es la Patrona de la Policía Nacional, de las enfermeras del Perú y una gran cantidad de instituciones nacionales.

Nosotros tenemos de ella, desde su expediente histórico que se siguió en el proceso de su canonización, hasta los trabajos de grandes autores como: la monumental obra de dominico fray Juan Meléndez (“Tesoros verdaderas de las Indias en la provincia de San Juan Bautista del Perú”), hasta los documentos estudiados puestos en la obra de  historiador José Antonio del Busto. Este trabajo bibliográfico monumental, publicado en fecha reciente, muestra la visión de lo que siempre significó para nosotros Santa Rosa. Pero también está su casa, que es un santuario, la existencia de una parte de su cuerpo en un altar de la Basílica del Rosario (Iglesia Santo Domingo en Lima), hasta el lugar donde otro santo, Santo Toribio de Mogrovejo la confirmó en Quives, cerca de Lima. Pero sobre todo la fe que guardamos cada uno de los que nacimos en el Perú, que hemos visitado los lugares por donde estuvo y vivió y el respeto solemne de ser una peruana universal.

Las abundantes referencias de su biografía en los detalles de cómo era, nos ha mostrado la riqueza de su vida espiritual, su comprensión a la vida religiosa y la forma consagrada como se dio a Dios , en medio de un siglo de grandes manifestaciones místicas. El Dr. Del Busto, en su consagrado trabajo indica: “No era una persona común Era ascética con incursiones teológicas o casi teóloga entregada a las vivencias  místicas. Era atípica” …Pero también porque dijo poco, lo que escribió fue menos y lo que la gente opinó fue bastante más”. Y el mismo autor termina diciendo: ”La gente en su tiempo la vio con personalidad definida y le guardó raro respeto. La apreció especial, más no dijo que era orate ni que su vida era vacua. La vio honesta, acertada, contemplativa y santa”.

 

 

Bibliografía referencial: Del Busto José Antonio: (2011) “Santa Rosa de Lima”. El Comercio. Lima./ Benito, José Antonio (2005)”Valores de los santos, beatos y siervos de Dios en Perú” Oficina Nacional de Catequesis Familiar. Lima/ “Santos Peruanos”.(2004).Movimiento de Santa María. Lima.

 

 

NOTAS RELACIONADAS:

[LIMA AL PASO: Santa Rosa de Lima, La flor mística del Nuevo Mundo]

[Olor a Santidad: Sor Aguchita y San Francisca Rubatto]

Publicado el

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.