Lo que verdaderamente importa en NAVIDAD

Preparemos el corazón para perdonar y amar.

Por Lic. GUADALUPE RUIZ

Los meses de noviembre y diciembre son los más agitados del año, pues las ofertas empiezan y nosotros dejándonos llevar, muchas veces, por la publicidad y la moda; ingresamos en una rutina que solo nos conduce a sentirnos cansados, agobiados y hasta quebrados a causa de tantos gastos.

Por eso, sería bueno que nos pongamos a meditar si vale la pena todo ello. Sí, es importante que lo pensemos porque si no, luego al ver los resultados nos sentiremos profundamente tristes. Y es que quizás no te has dado cuenta, que lo que verdaderamente importa, lo que verdaderamente nos hará felices esta Navidad, esta Noche Buena no está en las tiendas, ni en los súper mercados, ni en los regalos o ropa, tampoco en los viajes, ni en los lujos con los que puedas adorna tu casa. Por si aún no te has dado cuenta, lo que verdaderamente importa es La Familia, y cómo se encuentra tu familia hoy.

Cabe recordar, aquí, las palabras del papa Juan Pablo II, quien el 15 de diciembre del 2002 en Ciudad del Vaticano, pronunciara durante la oración mariana del «Angelus»:

“La Navidad es por excelencia la fiesta de la familia, pues Dios, al nacer en una familia humana, la eligió como primera comunidad consagrada por su amor. Que cada núcleo familiar pueda abrir las puertas al Señor que vendrá en Navidad para traer al mundo la alegría, la paz y el amor”.

Entonces, miremos atentamente en cada miembro de nuestra familia, en nuestros compañeros de trabajo, en nuestros vecinos y en todas aquellas personas con las que nos relacionamos día a día, a Jesús; ello nos ayudará a descubrir qué regalo necesitan, pero no pienses en los obsequios materiales como primer recurso, si no en lo que les puedes dar de ti, de tu ser, de tu corazón, de tu tiempo, de tu compañía, de tu paciencia, de tu servicio, de tu amor por ellos.

Preparemos el corazón para perdonar, para servir, para abrazar, para sonreír sinceramente y solo así brillará la Estrella de Belén y solo así estarás preparado para VIVIR de VERDAD este Gran Día, esta Gran Noche.

¡FELIZ NAVIDAD!

Imagen: Holy Family with Saint John and a Goldfinch, Anonymous Cusco School (1730 – 1760) – Google Art Project

Publicado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.