Todos vuelven

Siete claves del famoso vals de César Miró, a propósito de la conmemoración de su partida.

Por Sandra Chuye.

“Comamos y hagamos una fiesta, porque este hijo mío estaba muerto y ha vuelto a la vida; estaba perdido y lo hemos encontrado.” (Lc 15, 23-24).

 

Un vals para el retorno

Si bien muchos sueños se realizan partiendo del suelo patrio, también se guarda un sentir de añoranza a la tierra, la cultura, la patria y la familia. Solo aquel que ha salido de su país y/o tiene a un ser querido lejos del hogar, de los suyos, podrá entender la nostalgia de cada letra de esta canción. A razón de la conmemoración de su partida, recordaremos en estas líneas al admirado y polifacético César Miró con su inolvidable vals “Todos vuelven”.

 

1. Miró, el versátil.

La autoría corresponde al limeño César Alfredo Miró Quesada Bahamonde, más conocido como César Miró, quien partió un 8 de noviembre de 1999, a sus 92 años.

Destacó como periodista,  guionista de cine y teatro, poeta, locutor y compositor.

Su pasión y sentir por la música lo llevó a componer el famoso tondero “Malabrigo”, el vals peruano “Se va la paloma”, y sin duda el nostálgico vals “Todos vuelven”.

 

2. Un destino diferente

La letra fue inicialmente destinada para una película estadounidense, que se llamaría “Gitanos en Hollywood” en la que César Miro estaría a cargo de escribir el guion. Sin embargo, este film no llegó a concretarse. Asimismo, compuso la letra de la canción de esta película y, al retornar al Perú, unos años después, usó estos versos para el conocido vals.

 

3. Primera interpretación

En la voz de la destacada intérprete de la música criolla, Doña Jesús Vásquez, quien grabó este ícono musical en 1945, en Argentina, dentro de la discográfica “Odeon”, con la orquesta de Jorge Huirse. 

 

4. Una letra poderosa

Una canción nostálgica, llena de amor a la tierra de donde parte todo migrante y extraña con fervor estando en la lejanía.

Todos vuelven a la tierra en que nacieron…”  hace alusión que en nuestros recuerdos podemos rememorar las vivencias del ayer, líneas más abajo dirá: “Bajo el árbol solitario del silencio, cuántas veces nos ponemos a soñar, todos vuelven por la ruta del recuerdo, pero el tiempo del amor no vuelve más”, reafirmando así que si bien no todos pueden volver físicamente del lugar donde partieron, pueden revivir en la memoria las felices historias del pasado.

También debemos resaltar que en estos versos no se menciona algún dato referente al Perú, teniendo más un toque universal para todo aquel que añora su tierra. Sin embargo, es la música la que transforma esta canción en un himno patrio, es este vals peruano que tiene el toque de nostalgia y romanticismo, así lo dirá en esta parte de la letra: “Que es santo el amor de la tierra, que es triste la ausencia que deja el ayer”. 

 

5. Disputa por la autoría

En varias ocasiones César Miro ha hecho hincapié que le corresponde la autoría tanto de la música y letra. En una de las entrevistas realizadas por el locutor, José Carlos Serván Meza, reafirma enérgicamente, una vez más, que la música no fue realizada por Alcides Carreño Blas, que este correspondería a un error de algunas casas discográficas.

 

6. Intérpretes

Tanto artistas nacionales como internacionales han interpretado esta obra musical, en distintos ritmos sea criolla (Jesús Vásquez, Cecilia Barraza, Los Morochucos, Los Kipus, Trio Los Patuma, Trio Los Chamas, Eva Ayllon, Los Aviles), boleros (Julio Jaramillo, Pasteles Verdes, Lucho Barrios), cumbia (Los Pakines), salsa (Orquesta Power de Puerto Rico, The Latin Jazz Coalition, Virgilio Marti, Rúben Blades), folclórico (Raymond Thevenot, Quena Mazatl, de Guillermo Carmona Villegas), entre otros destacados artistas.

 

7. Nostalgia en salsa

Si bien hemos mencionado una lista de músicos, cabe resaltar la de Rubén Blades dado que su versión en el ritmo salsero sonó con más fuerza, aclarando, en cada concierto que ofrece, que la autoría no le pertenece y es de composición peruana.

César Miro recalcó que no simpatizaba del todo con algunos cambios que realizó Rubén Blades, del cual describe hace perder el toque romántico y sublime. Sin embargo, resalta la figura del intérprete y el agradecimiento de llevar esta obra musical al mundo.

Rubén Blades y  César Miró – Todos Vuelven.

Asimismo, se resaltó en la película que protagonizará junto a Virgilio Marti, así como en la banda sonora de la película Crossover Dreams (1985) y parte del álbum musical “Buscando América”.

 

 

 

 

Referencias: 

Publicado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.