Servicios municipales y ciudadanía

A propósito del primer balance de las nuevas gestiones municipales y los principales retos relacionados a seguridad ciudadana, la limpieza pública, prevención de desastres y transparencia en la gestión, revisemos la naturaleza y la clasificación de estos servicios.

Por Luis Enrique Cayatopa Rivera*

El 7 de octubre de 2018 los ciudadanos eligieron un total de 2 071 autoridades municipales para el periodo 2019-2022, entre los cuales 196 son de delimitación provincial y 1 875 del ámbito distrital. Lo novedoso de las últimas elecciones es que, el marco de la Ley N° 30305, ninguna autoridad electa ha sido reelegida de un periodo anterior de forma consecutiva, y en su mayoría son alcaldes y alcaldesas elegidas por primera vez.

Ante este panorama, entre el 29 de octubre y el 4 de diciembre de 2018, la Presidencia del Consejo de Ministros, mediante su Secretaría de Descentralización y la Escuela Nacional de Administración Pública, con apoyo de otros ministerios, organizó de forma descentralizada el Programa de inducción para la transferencia y buen inicio de la gestión , el mismo que incluyó un taller para las nuevas autoridades electas, en cuyo programa se abordaron temas destacados, como el rol de los alcaldes, la organización municipal y la continuidad de los servicios municipales. En este contexto, emerge por default las interrogantes: ¿Qué son los servicios municipales, y cuál es su naturaleza? ¿Cuál es su relevancia en la gestión pública? o ¿Existe alguna relación en el desempeño de nuestra vida diaria con los diferentes tipos de servicios municipales?

A fin de desarrollar las preguntas anteriores, este documento tiene como objetivo: identificar la naturaleza y clasificación de los diferentes servicios que brindan las municipalidades.

1) Naturaleza

(Reyna Alfaro & Ventura Saavedra, 2013) Sostienen que los servicios municipales deben ser analizados desde la idea de la administración pública en Estado de derecho y no desde el Estado de policía, toda vez que este último tiene un enfoque totalitario que supone sumar los mayores intereses a favor de la administración, mientras que el Estado de derecho, se emerge sobre la doctrina del ejercicio público a favor de la satisfacción de las necesidades de los ciudadanos. Sobre esta aseveración, el artículo 43 (Constitución Política del Perú, 1993) sostiene que el Perú es un Estado democrático de derecho.

En la misma línea, y en los términos más amplios, los servicios son actividades que realizan las entidades del Estado para atender las necesidades de sus ciudadanos y, como afirma (Ariño Ortiz, 2004), éstos deben ser planteados a partir de los fines del Estado. En tanto, el artículo 195 (Constitución Política del Perú, 1993) sostiene que los gobiernos locales promueven el desarrollo y la economía local, y la prestación de los servicios públicos de su responsabilidad, en armonía con las políticas y planes nacionales y regionales de desarrollo.

2) Clasificación

A la luz de lo señalado, la relación de los ciudadanos con el Estado es dinámica y vectorialmente temporal a lo largo de toda la vida, desde el nacimiento hasta la muerte. En virtud de ello, las autoridades municipales electas tienen a su cargo la adecuada gestión de sus recursos para la correcta y oportuna prestación de sus servicios competentes, toda vez que el incumplimiento de los mismos, puede impactar negativamente en el fin supremo del Estado: los ciudadanos. Así por ejemplo, la no prestación del servicio de limpieza pública, se manifiesta en el incremento de los indicadores de contaminación ambiental, inseguridad ciudadana, morbilidad en niños, disminución del turismo, entre otros, que a la larga y de ser constante en el tiempo, y sumados a otros servicios no prestados adecuadamente, pueden limitar el desarrollo de los territorios.

Así como el servicio de limpieza pública, existen más servicios que las municipalidades brindan. La clasificación simplificada de los mismos, se presenta la siguiente tabla, que las subdivide en servicios públicos municipales, servicios en exclusividad y servicios no exclusivos:


El gran reto de las autoridades municipales está en realizar sus gestiones desde un enfoque en la demanda y no desde una visión estrictamente de la administración pública, toda vez, que si el ciudadano es el fin del Estado, más importante que focalizarse en los insumos municipales, son los resultados sobre las condiciones de cambio que se requiere en la sociedad: disminución de las tasas de desnutrición crónica y anemia, ciudades limpias que promuevan el desarrollo, disminución de los indicadores de inseguridad ciudadana, por encima de las ejecuciones presupuestales que no reflejan necesariamente la realidad sobre el desarrollo.

Asimismo, no se debe olvidar que, en muchos casos son los ciudadanos coproductores de los servicios municipales, desde el respetar los horarios para depositar los residuos sólidos, hasta dar cumplimiento en la suplementación alimenticia ricas en hierro que las madres dan a sus hijos para que puedan disminuir sus índices de desnutrición crónica o abandonar la anemia, entre los principales.

Este reto debe estar acompañado con una metodología desde el enfoque de la cadena de valor, en el marco de la gestión por resultados, que es tema que se abordará en la siguiente entrega.

Bibliografía
Ariño Ortiz, G. (2004). Principios de derecho público económico. Lima.
Constitución Política del Perú (1993).
Escuela Nacional de Administración Pública-GIZ (2016). Guía I. Introducción: Estado y valor público. Lima.
Ley N° 27972 Ley Orgánica de Municipalidades (2003).
Ley N° 30305 Ley de reforma […] sobre denominación y no reelección inmediata de autoridades de los gobiernos regionales y de los alcaldes. (2015).
Reyna Alfaro, L. M., & Ventura Saavedra, K. (Agosto de 2013). Universidad de San Martín de Porres. Recuperado el 15 de Noviembre de 2018, de http://www.administracion.usmp.edu.pe/institutoconsumo/wp-content/uploads/2013/08/Servicios-P%C3%BAblicos-en-el-Per%C3%BA-UNAM.pdf

*Luis Enrique Cayatopa Rivera es economista y magíster en Administración Pública por la Universidad Católica Sedes Sapientiae, master en Public Governance and Management por la Universitá Cattolica del Sacro Cuore. Tiene experiencia en supervisión macroregional del Ministerio de Economía y Finanzas. Asistencia estadística -presupuestal en temas de recaudación y control municipal. Docencia en el CIDIR, la Escuela de Postgrado de la UCSS, la Escuela Nacional de Administración Pública (ENAP), y consultor externo en GIZ. Investiga temas vinculados a gestión municipal y mercado de valores.


Publicado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.