San Quarantine

Cinco consejos sobre las relaciones amorosas e interpersonales durante la cuarentena. Por Rafael del Busto, coordinador del programa de Psicología de la UCSS.

Redacción CampUCSS

Muchas parejas que terminaron o pasaron por unos tormentosos meses de cuarentena culparon a este encierro de generarles estrés, lo que parece una buena excusa. Sin embargo, el psicólogo Rafael del Busto, docente de la Universidad Católica Sedes Sapientiae, nos explica por qué el verdadero efecto que causó la cuarentena fue evidenciar los problemas que ya existían.

Varios regresaron y otras pasarán San Valentín solteras, pero ¿cómo saber si tomaste una buena decisión? El especialista de la UCSS brinda algunos consejos para sobrellevar tu relación a distancia e identificar si lo tuyo es dependencia emocional. 

1. Identificar si dependo de mi pareja de manera tóxica

“Sentir tristeza por extrañar a alguien es normal porque le queremos, pero hasta cierto punto. Cuando esa tristeza es patológica e intensa, dura semanas y conlleva otros síntomas, eso es depresión. Extrañar a alguien hasta deprimirnos podría significar dependencia emocional”, explica el psicólogo.

Muchos tenemos carencias emocionales que acarrean temores, el más común, que la relación se enfríe por la distancia. La dependencia emocional está muy relacionada al miedo a quedarse solo. Esto se genera por falta de afecto (tengo un vacío y lo lleno con alguien). Hay quienes soportan una relación tóxica con tal de no quedarse solos.

Uno no sufre por estar solo, sino por sentirse solo. Por ejemplo, un joven puede estar todos los días jugando en su computadora feliz en su cuarto; como también una chica puede recibir mucha atención pero igual sentirse sola. Tu caso podría ser el de llenar un vacío emocional, como también depender porque te dan seguridad, porque necesitas atención, ser el centro de su vida o necesitan estar juntos siempre por temores de infidelidad.

2. No todas las dependencias son negativas

“La dependencia emocional no es un problema de distancia. Podríamos ser independientes o dependientes de nuestra pareja así viva en China o viva con nosotros. Y no todas las dependencias son negativas, por ejemplo, el matrimonio donde dependen mutuamente para su relación, para llevar el hogar, porque al tomar una decisión se tienen en cuenta. Esa dependencia no va a cambiar por la distancia entre los cónyuges. No es cuestión de kilómetros”, precisa del Busto.

Luego de identificar si dependo de mi pareja, es importante tener un motivo para cambiar porque, como ya establecimos, no todos los casos son tóxicos. Por ejemplo nuevamente, el matrimonio donde ambas partes cumplen bien sus funciones para llevar tanto la familia como su relación. 

3. No tomes la cuarentena como terapia para ser independiente

Si crees que dependes de tu pareja, lo más útil será analizar honestamente si vale la pena seguir la relación. Como aclaró el especialista, el verdadero efecto que causó la cuarentena en muchas parejas fue evidenciar los problemas ya existentes. Problemas que solían esconderse con rutinas como reuniones, alcohol, amigos, actividades, etc.

No saber manejarse sin estas rutinas, pelear o aburrirse juntos, convivan o no estos meses de encierro, demuestra un vínculo débil. Cuando el vínculo es fuerte, aprenden a adaptarse a cada nueva situación, la distancia no es problema. Detalles sencillos como no perder la comunicación y juegos a distancia ayudan.

Señales de que la relación va por buen camino siempre, son verse a los ojos cuando conversan, porque te interesa todo lo que tenga que decir tu pareja, hacer planes juntos o conversar con facilidad. 

4. Si la cuarentena te agarró lejos de tus hijos, usa redes sociales

Esto es un cliché obvio, pero en esta situación específica sí que son perfectas tantas redes sociales. Sobre todo para los padres a quienes la cuarentena les significó dejar de ver a sus hijos. Lo encontrarán divertido y será útil si tienes problemas de comunicación con ellos.

“Hace diez años este encierro hubiera sido realmente atroz, aunque es un problema común que los padres sean distantes de sus hijos. Hoy puedes conectar con tus hijos incluso mejor y más fácil por algún chat, ya que esta es su manera de comunicarse”, asegura del Busto. 

5. Consultar con un especialista

La estabilidad de toda relación dependerá de la madurez, de la confianza. ¿Cómo se refleja la confianza? Cuando no “marcas territorio” siempre: recogiendo de todos los lugares, sabiendo con quién habla, ir a su costado siempre, controlar sus actividades o decisiones, ver hasta qué hora está conectada o a quién le da Me Gusta.

Si todo esto te parece normal en una relación, acude a un especialista, tal vez eres dependiente de tu pareja porque necesitas llenar un vacío emocional. Una carencia que muy probablemente se remita a falta de imágenes significativas en la infancia, como padres, amigos o mentores.

 

Notas relacionadas: 

[Pánico y automedicación]

[Trastornos psicológicos durante la cuarentena]

[El aprendizaje en los años difíciles] 

 

Publicado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.