Para un mundo real…

El Rector, P. Cesar Buendía, y el Vicerrector Administrativo, P. Dr. Giampiero Gambaro, nos comparten el significado del nuevo eslogan y lema de la UCSS.

Redacción CampUCSS

¿Qué es lo que significa ‘Un mundo real’?

P. Cesar Buendía: El mundo real no es el del trabajo exclusivamente, ni el mundo de los vivos que dominan o creen dominar a los demás, ni tampoco el mundo de la investigación exclusivamente, ni siquiera el mundo de las industrias competitivas; sino, en primer lugar, el que se deriva de cumplir con la propia vocación y la propia alma.

En segundo lugar, el mundo real es el que nos rodea, donde, como dice Jesús, a un administrador, lo que se le pide es que sea fiel. Si ello se cumple, nuestros egresados serán buscados. Ya nos ha pasado. Nuestras enfermeras, que ven en cada enfermo a Jesucristo, y ven en su actuación un servicio, son muy valoradas y buscadas. También ocurre con los demás profesionales.

P. Dr. Giampiero Gambaro: Se trata de obrar rectamente, tener conciencia y ser humilde desde las circunstancias concretas que nos tocan vivir. Como decía un educador del siglo pasado, Baden Powell: “En cada situación, aspecto o realidad, hay por lo menos un 5% de bueno para descubrir”. El ser humano debe buscar este 5% en las cosas más complicadas y más difíciles.

¿Por qué la mejor universidad? ¿Es por el compromiso perenne de siempre intentar ser los mejores?

P. Cesar Buendía: Tendríamos que hablar mejor en términos positivos: una buena universidad para el mundo real. En todo caso comparémonos con nosotros mismos: cada día seamos mejores para un mundo real. Mejores hoy que ayer. Las grandes lacras de nuestra sociedad son los ataques a lo más íntimo del ser humano: la familia, la vida sexual, la fe, que implica el saber qué es lo bueno y lo malo. Incluso el valor del mismo ser humano. Que esto sea una fuente inagotable de problemas de todo tipo, de injusticias y falta de honestidad, es indiscutible. Por eso, nuestra universidad intenta preparar al mejor ser humano, para construir la mejor sociedad.

P. Dr. Giampiero Gambaro: Ser competitivo, significa buscar mejorarse siempre, no funciona como algo estático, es una búsqueda. Ser mejores es un punto de partida, no un resultado. San Ignacio de Loyola decía que ser mejores es ser alguien que va más allá de donde uno se encuentra. La autotrascendencia de no contentarse, no cerrarse, de no quedarse, siempre buscar algo mejor, el más allá.

¿Qué aspectos de la universidad, como la infraestructura, aspectos administrativos o académicos, han modificado o fortalecido la búsqueda de ser la mejor universidad?

P. Cesar Buendía: Quiero destacar que lo que es un proceso, no es una decisión puntual o eventual. Siempre estamos mejorando. No es una cosa de hoy, ha sido algo constante. A pesar de la pandemia y con celeridad, hemos implementado las plataformas y los servicios de capacitación que han hecho posible un verdadero éxito, para Abril ya estábamos trabajando, y hemos concluido el año anterior con verdaderos logros. 

Por otro lado, en el plano académico hay siempre progresos y mejoras, por ejemplo: en Ingeniería hemos logrado máquinas especiales de diagnóstico, aumentamos los campos de prácticas. En el caso de Ingeniería agraria y forestal tenemos las enormes ventajas de contar con varios lugares donde el campo está en la misma urbe, Tarma, Atalaya, Rioja, Chulucanas y Huacho, y por tanto también, lugares donde la práctica y la investigación no están separadas del mundo real, sino unidas a él. Si miramos el nuevo local de Lima, en los Olivos, vemos investigaciones en los profesores y alumnos, bien coordinadas, laboratorios innovadores que estudian cómo lograr progresos en ciencias tan profundas como la microbiología o la entomología, aplicada a los estudios agrarios. En Derecho estamos ayudando realmente al Perú a tener buenos abogados. Competentes y prudentes. En la biblioteca, los contactos internacionales nos han servido unas colecciones jurídicas, médicas y humanísticas que hacen crecer bibliotecas y contactos, cada día, por miles de libros. 

Asimismo, sucede en las prácticas de la Facultad de Salud con los centros hospitalarios, tan necesarios en esta época. Cada día estamos aumentando el número de nosocomios con los que tenemos intercambio y de los que nuestros profesionales aprenden constantemente. Procuramos que nuestros profesionales tengan dos cualidades: sentido ético, del deber y conocimiento a la altura de las circunstancias. Por su lado, la Facultad de Económicas ha experimentado un fuerte impulso con las posibilidades que ofrece la situación actual y la necesidad de ser una facultad interdisciplinaria, está atenta al mundo al que ofrece sus alternativas profesionales que van diversificándose a medida en que se da la demanda. Es capaz de promover empresas también sin ánimo de lucro, pero sostenibles. Finalmente la Facultad de Educación y Humanidades, es la principal inversión y la que más identifica a nuestra universidad, pues fue la primera facultad, históricamente, y la que, pensamos, tiene el futuro, pues educa a los educadores de las nuevas generaciones. La mejor aportación a la sociedad, el mejor servicio, y, además, el más completo, es un buen profesor, de primaria, de secundaria o de universidad. Y es porque unos hombres nuevos dan lugar a una nueva sociedad. Por eso el progreso se encuentra en la calidad de sus profesores; y también en la vocación de los alumnos, que han elegido una carrera de vocación, sin otro interés sino el de hacer el bien.

P. Dr. Giampiero Gambaro: Ha influenciado también la infraestructura física, el nuevo Campus, los futuros proyectos y la localización de sus filiales, como por ejemplo, NOPOKI en Atalaya, por su interculturalidad; y otras como las filiales donde enseñan Ingeniería Agraria e Ingeniería con mención forestal, tienen un lugar para sembrar ,cosechar e investigar, es decir, aprender haciendo. Asimismo, las oportunidades de intercambio y pasantías, como el programa Stage, que por la situación ha cesado, pero ni bien mejore el panorama retomaremos.  

¿Qué atributos ofrece la universidad frente a los retos actuales?

P. Cesar Buendía: En primer lugar, a corto plazo, tenemos el reto de lo digital. La universidad está tomando, y ha tomado desde el principio, las previsiones necesarias. Tenemos un grupo excelente y actualizado de profesionales en informática y una facultad de ingeniería, que tiene una carrera en esa especialidad. Hemos estado, a pesar de todo, a la altura de las exigencias. En segundo lugar, los retos a medio plazo consisten en responder a las expectativas del Estado en cuanto al licenciamiento por la calidad del servicio universitario. Hemos sido licenciados en todas las sedes, y seguimos en el reto de la calidad. En tercer lugar, el Perú, desde siempre ha sido una sociedad dividida por la raza, por la historia y por la ideología. En ese sentido, optar por las periferias, tanto en el cono Norte como en el Perú profundo, ha roto con la marginación educativa; optar por la educación que es el trampolín de la promoción social, es optar por destruir esa división por clases que no sólo viene de las oportunidades históricas o de las capacidades, sino de las diferentes oportunidades de formación; es optar también, por evitar la ideología que promueven históricamente las posiciones políticas partidistas; ellas muchas veces no sólo dividen, sino que, por sus intereses y su disciplina, cuando ésta se opone a la verdad y a la conciencia, destruyen la sociedad y anulan la verdad. En cuarto lugar, el reto de nuestra sociedad consiste en avanzar en el progreso económico y social. Es un reto que está unido inextricablemente a los demás logros. Una sociedad justa no es ni sobornable ni soborna, no miente ni acepta la mentira y, crece necesariamente en todos, en los grandes y en los pequeños, pues cada uno cumple su deber. Finalmente, una buena educación de carácter holístico e interdisciplinario, así como unos excelentes educadores, en nuestro caso, muchos de ellos extranjeros, y una posibilidad de contacto e intercambio, puede aminorar los efectos nocivos del falso y mal complejo de inferioridad, y, de otro modo, poner al Perú de pie, usando de sus riquezas con inteligencia y legítimo orgullo.

 ¿Cuál es el perfil del profesional egresado de la UCSS?

P. Cesar Buendía: El profesional egresado es una persona abierta al mundo actual, pero de firmes convicciones, es decir, defensora del ser humano y de la vida. En ese sentido no es, ni debe ser fácilmente manipulable. Es alguien que está al servicio de los demás, y que debe servir en primer lugar, a su conciencia recta, es decir, a Dios. Asimismo, es sensible y comprometido con los valores hacia el prójimo y al bien común.

P. Dr. Giampiero Gambaro: Son alumnos que tienen bastante clara dignidad de su conocimiento, de su nivel profesional. Por ejemplo, durante esta pandemia, la facultad de Derecho, ha realizado competencias y concursos a nivel latinoamericano. Simposios, con otros países, sin ningún complejo de inferioridad, por el contrario, mucha habilidad para aportar en sus trabajos de investigación. Nuestro egresado es el constructor de un Perú y un mundo mejor. 

 ¿Qué les diría a las personas que estén buscando una educación superior? 

P. Cesar Buendía: Que vean en todo esto una oportunidad. Nuestros costos son flexibles, pues se adaptan a las posibilidades de cada uno. Por otro lado, aun reconociendo las dificultades que siempre tiene la educación superior, intentamos servir y facilitar dicha educación con cursos pre de adaptación. Y, que piensen que hacemos lo posible para que el alumno llegue a cumplir su sueño, es decir, conservarlo hasta el final, sin menoscabo de la calidad y de la exigencia.

P. Dr. Giampiero Gambaro:  En algunos países la educación está bajando en sus números, no por Covid, si no por motivos de carácter profesional. Entrar a la universidad te da una visión no solo de lo laboral, o sobre conocimientos técnicos, sino, un estilo de investigar y estar en el mundo compartiendo ideas, buscando siempre un sentido crítico en el diálogo con los demás, los pares y docentes. La universidad es un contenedor de muchas oportunidades, en la UCSS no queremos que nadie se quede atrás, sino más bien, se quiere acompañarlos en el camino que la vida ofrece. Optar por la educación, es optar por una mejor vida, para entender las relaciones con los demás y entender que no solo hay una respuesta en la vida.

Publicado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.