“Estamos involucrados, somos protagonistas de este momento”.

Mensaje del R.P. Giampiero Gambaro, Vicerrector Administrativo de la UCSS, por el inicio del semestre académico 2020-II.

 

La UCSS, que es parte de la Iglesia, quiere identificarse en este tiempo tan especial con las características que el Papa Francisco subraya en Evangelii Gaudium Nº 24: “La Iglesia en salida es la comunidad de discípulos misioneros que ‘primerean’, que se involucran, que acompañan, que fructifican y festejan”. Explicitaré estos verbos en el marco universitario. “Primerear”: significa recibir la vida como viene y en el marco de esa realidad desarrollar la identidad y misión de la Universidad. La investigación, la docencia y la extensión se comenzaron a desarrollar de otras maneras. La Dirección de Sistemas tuvo y tiene una permanente actualización para poder brindar cada vez más y mejores servicios. Ya la UCSS contaba con la plataforma Moodle en el Campus Virtual, pero dadas las circunstancias esta herramienta se implementó masivamente. El año pasado con el curso de actualización docente que incluye una materia sobre entornos virtuales, pasamos a capacitar a más docentes. Se fortalecieron los espacios de asesoramiento y consulta sobre esta modalidad. Además la Universidad adquirió licencias para poder dar clases por Zoom y de este modo continuar con la labor académica. Como nos dice el Papa: “Busquemos ser una Iglesia que encuentra caminos nuevos”. Se busca “primerear”, llegar lo antes posible. “Involucrarse”. Jesús lavó los pies a sus discípulos. El Señor se involucra e involucra a los suyos, poniéndose de rodillas ante los demás para lavarlos. Pero luego dice a los discípulos: “Serán felices si hacen esto” (Jn 13,17). La comunidad docente y administrativa se comprometió con obras y gestos en la vida de los alumnos. Achicó distancias y tuvo que adaptarse a la modalidad virtual para seguir dando vida académica. Como dice el Papa Francisco, a veces estamos tentados de ”balconear” la realidad sin involucrarnos en lo que pasa. Esto no ha pasado en la UCSS, estamos involucrados, somos protagonistas de este momento. Estamos produciendo el acontecimiento académico en medio de los problemas, tomamos caminos, iniciativas, decisiones, que no se pueden resolver si no es andando, con todo el cansancio que provoca el esfuerzo realizado. Acompañar a la comunidad universitaria es vincularse a todos sus procesos, por más duros y prolongados que sean. Sabe de esperas largas y de aguante apostólico. Acompañar es iniciar procesos, es hacerse amigo del tiempo confiando que este trae revancha para salir adelante. Es, sobre todo, hacerse amigo de un Dios rico de tiempo, entrando en sus tiempos de paciencia y misericordia.

Fiel al don del Señor, también sabe “fructificar”. La comunidad universitaria ve con alegría que el primer semestre de 2020 no ha sido infecundo. Hemos dado fruto alcanzando nuevos vínculos, nuevos conocimientos, hemos desarrollado nuevos caminos que nos permitieron ir más allá de las fronteras visibles de la UCSS. Saldremos enriquecidos de este tiempo y se pudo desarrollar la actividad académica. La comunidad siempre sabe “festejar”. Celebra y festeja cada pequeña victoria, cada paso adelante. La vida universitaria gozosa se vuelve belleza en la liturgia en medio de la exigencia diaria de extender el bien. La Iglesia evangeliza y se evangeliza a sí misma con la belleza de la liturgia, la cual también es celebración de la actividad y fuente de un renovado impulso donativo. Acompañar y alentar este espíritu de fiesta es multiplicar la alegría, es celebrar el Reino ya sembrado entre nosotros (cf. Mt 13, 31-32). Dios vive en la UCSS, Jesús Resucitado está con nosotros y lo reconocemos por su Espíritu.

De esta fuente extraemos el agua viva para seguir adelante:

– Para no dejar que nos roben la alegría, la esperanza, el valor de darnos.

– Para estar juntos sin herirnos.

– Para volver a lanzar las redes después de las decepciones y los fracasos.

– Para seguir trabajando con alegría, aunque cueste y se sienta elcansancio.

– Para permanecer fieles al espíritu original de vocación y misión.

Que nuestra Madre, la Sedes Sapientiae, con su oración y su ternura, nos sostenga en la peregrinación.

 

Fr. Giampiero Gambaro, OFMCap, Vicerrector Administrativo y Decano de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas.

 

Publicado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.