El día del árbol en el Perú

Por: Jorge Quiroz V. y Luz Blas M.

 En 1840, Suecia fue el primer país que instituyó un día dedicado al árbol, posteriormente, el Congreso Forestal Mundial celebrado en Roma, lo instauró en 1969. Celebrándose así cada 1 se septiembre en el Perú con la finalidad de tomar conciencia de la importancia del cuidado y preservación de los bosques (MINAM, 2015).

Los árboles tienen una participación fundamental en la conservación del medio ambiente, transforman el CO2 y liberan el oxígeno, de esta manera reducen los Gases de Efecto Invernadero (GEI), contribuyen a regular el clima y reducen los efectos del cambio climático. Asimismo, son reguladores de los ciclos hidrológicos, previenen la erosión de los suelos y evitan inundaciones que contribuyen a generar ambientes húmedos (MINAM, 2015).

Los árboles son hábitat de muchas especies de plantas, aves, reptiles y anfibios, en donde desarrollan su ciclo de vida. Por otro lado, tienen un valor económico para el hombre, principalmente por la actividad maderera. Por lo que es de vital importancia el uso sostenible de este recurso.

A pesar de su gran importancia, a nivel mundial se han deforestado 3 600 000 hectáreas de bosques primarios; encabezando la lista Brasil con una pérdida de 1 347 132 hectáreas, seguido por la República Democrática del Congo, Indonesia, Colombia, Bolivia, Malasia y Perú. Por ende, el Perú es el séptimo país con la mayor deforestación de estos bosques. Cabe resaltar que Brasil ha registrado una disminución de la deforestación. Sin embargo, Colombia, Bolivia y Perú mantienen la tendencia creciente en la pérdida de bosques (Diario Gestión, 2019).

A pesar de la pérdida de hectáreas en bosques, el Perú a fines del año 2018, alcanzó la conservación de 2 261 533.73 hectáreas de bosques, a través de la asistencia a 223 comunidades nativas ubicadas en los departamentos de Amazonas, Cusco, Huánuco, Junín, Pasco, San Martín, Ucayali, Loreto y Madre de Dios. Además, a nivel del Plan Estratégico Institucional del MINAM se proyecta alcanzar aproximadamente 5 millones de hectáreas de bosques conservados hacia el año 2022, para el cual se ha propuesto un presupuesto acumulado de S/ 203 millones, entre inversiones y gastos corrientes (CEPLAN, 2019).

Es por ello, que nuestra visión sobre los árboles no debe ser solamente como un elemento del paisaje, sino como un elemento de suma importancia para el hombre, animales y el medio ambiente. Los árboles son vida; su papel es fundamental para el equilibrio ecosistémico y por tanto, su evaluación y conservación son imprescindibles para una gestión ambiental realmente sostenible.

 

Lic. Luz Blas M., Coordinadora General Comité Ambiental UCSS.

Lic. Jorge Quiroz V., Coordinador General del CIB

 

Publicado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.