Vacunación paso a paso

La Mg. Ruth Mucha, docente de la carrera de Enfermería, , explican el antes, durante y después del proceso.

REDACCIÓN CAMPUCSS

Durante las primeras jornadas de vacunación a adultos mayores, se reportaron incidentes a nivel nacional, desde reprogramaciones a última hora porque no llegaron las dosis, hasta generarse tumultos mientras el personal médico descansaba.

Antes de recibir la vacuna
Para esta nueva jornada de la segunda dosis, ante estas posibilidades se recomienda siempre llevar una silla, sombrilla y accesorios de primera necesidad. Muchos adultos mayores presentan problemas locomotores o musculoesqueléticos y pueden sufrir caídas por agotamiento. Un anciano no soportaría dos horas en espera a ser vacunado, como se ha reportado en algunas zonas.

“El MINSA, previa selección de personal para la vacunación, los capacitó a través de las redes integradas. Como se sabe, hay poco personal de Enfermería por la pandemia. Sin embargo, estamos cumpliendo con el plan establecido”, asevera Ruth Mucha, docente de Enfermería en la UCSS.

Dentro les darán un número para ordenarse por orden de llegada pero, si tienes vehículo propio, pregunta si en tu local hacen “Vacuna Car” para aplicar la vacuna solo sacando el brazo por la ventana.

Después de recibir la segunda dosis
La experta explica que muchos ancianos dicen no sentir ningún pinchazo o sensación alguna ya que están utilizando jeringas retráctiles para evitar infecciones y porque son amigables con el medio ambiente.

Tras ser inoculados, dentro de su carro o a pie, el personal médico pide al atendido esperar 20 minutos porque existen reacciones alérgicas que cada persona puede sufrir naturalmente. En el caso de conocerse antecedentes de malas reacciones ante vacunas o inyectables, también pueden vacunarse pero tomando todas las precauciones.

Las reacciones alérgicas más comunes que se conocen son anafilaxia, urticaria, angioedema o síndrome de dificultad respiratoria.

Posibles Efectos Secundarios
Los síntomas en general de estas reacciones suelen ser erupción cutánea, inflamaciones sin dolor, ronchas con comezón, náuseas, vómitos, mareos, dificultad para respirar y, tal vez la única mortal, sufrir un ataque de shock.

Eso sí, la experta de la salud insiste en seguir aplicando las normas de prevención después de recibir la vacuna, puesto que aún no existen pruebas de que la vacuna evite eficazmente la transmisión del virus. Debemos seguir utilizando mascarillas, con el distanciamiento social, lavado de manos y las demás medidas.

Publicado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.