“Atendimos a pacientes con problemas hepáticos debido a sobredosis de Ivermectina”

Maxy Wong y su hermano Roberto Wong, ex estudiantes de la carrera de Nutrición y Dietética de la FCS de la UCSS, son los responsables del emprendimiento de salud y nutrición SANU, en la ciudad de Tarapoto, ellos nos cuentan cómo atendieron cerca de 300 pacientes a través de consultas online durante la pandemia.

Redacción CampUCSS

¿Cómo nace SANU?

La idea nació por parte de mi hermano y yo, al ver la necesidad de la gente en Tarapoto y sacando provecho a todo lo aprendido en la Universidad. Nosotros ya trabajábamos desde el 2019 por citas en un consultorio en Lima, más tarde en enero del 2020, decidimos implementar un consultorio en la ciudad de Tarapoto. Un mes después la pandemia llegó al Perú y tuvimos que reinventarnos, realizando las consultas en línea por medio de la Fan Page y el Instagram de Sanu.

¿Qué experiencias profesionales previas tuvieron?

Iniciamos realizando consultas en gimnasios y previamente la experiencia del internado en el Hospital Cayetano Heredia, tratando a pacientes con patologías (Cirrosis, problemas hepáticos y cardiacos).  Dichos pacientes necesitan una dieta especial, no pueden ingerir cualquier tipo de alimento.

¿Qué pacientes atendieron en SANU?

Recibimos y tratamos pacientes con sobrepeso, temas estéticos, disminución de grasa corporal y aumento de masa muscular. Además, pacientes que quieren saber cómo y qué comer para reforzar su sistema inmunológico.

Atendimos un aproximado de 300 personas en el 2020, dentro de estos casos específicos, pacientes post COVID, con secuelas y problemas hepáticos; hicimos las consultas siguiendo los protocolos, estas personas tenían secuelas hepáticas debido a la sobredosis de ivermectina (hasta 4 dosis), azitromicina, entre otros medicamentos. Alrededor de 10 personas presentaban lo mismo, por lo que les recomendamos una dieta antiinflamatoria y nutritiva.

¿Qué procesos o pasos realizan para atender a los pacientes en SANU?

Evaluamos al paciente y entablamos confianza, para que de esta manera nos pueda proporcionar información verídica sobre su situación. Asimismo, revisamos los antecedentes y hacemos una evaluación clínica, estamos muy atentos a los aspectos físicos de las personas, si es que tienen poco cabello, si las uñas están quebradas, algún aspecto físico que pueda indicar algún problema alimenticio.

Una vez terminada la primera fase de evaluación, iniciamos con la recomendación alimentaria, dietas y recordatorio de 24 horas para registrar qué tanto y qué come el paciente. Luego del proceso, evaluamos que tanto aprendió sobre el tema y de sus propios hábitos alimenticios. También brindamos feedback, para que el paciente al salir del consultorio tenga una idea de lo que debe comer.

¿Qué tan difícil es el proceso de emprender un negocio de nutrición?

Como cualquier emprendimiento no es fácil, sobre todo con una pandemia, dedica mucho tiempo y disciplina. Sin embargo, ha sido buena nuestra iniciativa, ya que los alimentos refuerzan nuestro sistema inmunológico y, en Tarapoto no muchas personas conocían que tan importante son los alimentos ante una enfermedad como la que es el nuevo Coronavirus, y cómo ciertos medicamentos pueden afectarles. Sería bueno que las universidades implementen o motiven a sus alumnos a emprender.

Publicado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.