Agua que sí has de beber

Por el Día Mundial de la Lucha contra la Desertificación y la Sequía recordemos el compromiso de la FIA con el futuro del líquido elemento en el país.

Redacción CampUCSS

Perú es de los países más vulnerables al cambio climático. Científicos nacionales e internacionales lo vienen notando por años con drásticas variaciones climáticas que afectan a todo el territorio pero también con una consecuencia mayor: disponemos de menos recursos hídricos.

Aún siendo un país atravesado por ríos y junto a un océano, la disponibilidad de recursos hídricos, para consumo humano o generación energética, se refiere a que muchos de estos ríos y lagunas ya son afectados por el  impacto ambiental, como el retroceso glaciar y el aumento de la temperatura del mar lo que provocó la pérdida de mucha biodiversidad.

Más pronto que tarde se vuelve un problema mayor para el país porque detiene la economía. Actividades primarias como la agrícola y la pesquera pierden dinero al no poder producir lo mismo que antes porque la tierra y el mar con el que trabajan han perdido su fertilidad.

La situación se agrava porque la poca infraestructura hidráulica que existe para aprovechar nuestras reservas naturales de agua están abandonadas. Las pocas conservadas lo están porque se encuentran en Áreas Naturales Protegidas (ANP), como la Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas, que conserva las cuencas superiores de los ríos Cañete y Pachacayo, reserva que contó con los profesionales de nuestra Facultad de Ingeniería Ambiental para su mantenimiento y optimización.

Una de sus funciones principales es asegurar la captación y almacenamiento de agua para las poblaciones locales que viven en el ANP, así como también a Lima y sus millones de habitantes. Sin embargo, volviendo al impacto ambiental, en el caso del río Cañete, los glaciares que alimentan su cuenca se han reducido en casi 80%. Además del abandono a la infraestructura existente desde la época preinca, a las lagunas, bofedales y pajonales de la zona y los mismos pobladores, que con los años perdieron las prácticas y este conocimiento tradicional.

Ahí entran nuestros alumnos de Ingeniería Ambiental de la FIA. Desde agosto de 2015, su misión es caracterizar el manejo, uso sostenible y restauración de la infraestructura natural, para captación y almacenamiento del agua. Usando sistemas de información geográfica, obtienen la cartografía de la situación actual de la infraestructura hidráulica.

Este trabajo se ha venido desarrollando conjuntamente con otras instituciones públicas y privadas que hoy se encuentran conglomeradas en una Plataforma Técnica de apoyo a la gestión en la Reserva Paisajista Nor Yauyos Cocha. Los alumnos de la UCSS junto a esta coalición de instituciones contribuyen con el mantenimiento y contrarrestando los efectos adversos del cambio climático, principalmente en temas de vegetación, hidrología, hidroquímica y limnología, que permitan conocer la dinámica integral de este ecosistema e impulsar su capacidad de proveer servicios ambientales.

En el contexto del Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, recordemos que el Perú posee el 71% de los glaciares tropicales del planeta, se encuentra entre los 20 países con mayor suministro de agua pero en los últimos 40 años se ha reducido el 39% de la superficie glaciar (ONU y COP 20, 2014). Estos proyectos nos recuerdan la urgencia de tratar el tema ambiental involucrando a las esferas de poder gubernamentales y civiles.

Publicado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.