TSIROTI,
la aplicación móvil que te enseñará nomatsigenga cantando

Gracias al Centro Amazónico de Antropología y Aplicación Práctica (CAAAP) conocemos este gran trabajo en el cual participaron estudiantes de UCSS NOPOKI.

Texto e imágenes: portal CAAAP.ORG.PE

Equipo de TSIROTI, la aplicación móvil que te enseñará nomatsigenga cantandoEn lengua nomatsigenga, Tsiroti es el nombre que se le da al páucar negro, ave que imita cualquier sonido o silbo producido por otros animales. Pero Tsiroti es también el nombre de un aplicativo para celulares y tabletas que dentro de poco permitirá a sus usuarios conocer y hablar dicha lengua.

A diferencia de otros aplicativos, Tsiroti emplea canciones como medio principal para el aprendizaje, explica Franz Chuje Panaifo, ingeniero de sistemas y consultor del Ministerio de Cultura (Mincu), quien lleva tiempo dedicado al desarrollo de herramientas digitales para la conservación y difusión de las lenguas originarias.

La idea de un cancionero surgió en junio, y el proceso hasta materializar el aplicativo tuvo como ingrediente favorable que ya se contaba con un acervo de canciones: 16 hasta entonces producto del trabajo realizado por el Proyecto Documentación de la lengua nomatsigenga, que nace el 2013 y recibe el impulso de diversos actores académicos, de organizaciones indígenas e independientes.

La oportunidad de cerrar la primera fase del trabajo se dio la segunda semana de julio, en NOPOKI, sede indígena de la Universidad Católica Sedes Sapientiae en la ciudad de Atalaya (Ucayali), en un encuentro de antropólogos, líderes, estudiantes y funcionarios del Estado.

Por aquellos días, dieciséis estudiantes nomatsigengas de Educación Intercultural Bilingüe renunciaron a sus vacaciones de medio año y trabajaron en el aplicativo, componiendo y traduciendo, al punto de aumentar a 31 el número total de canciones, precisa Lee Bendezú Bendezú, lingüísta y también consultor del Mincu.

Ambos, Franz y Lee, veinteañeros apasionados por la conservación de las lenguas originarias, están convencidos del enorme poder de los aplicativos y la función pedagógica que tienen. “Se pueden hacer infinidad de cosas; nos han dicho los alumnos que incluyamos gramática y hasta poesía”, dice Franz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *