El VOTO FEMENINO: la lucha por la IGUALDAD

Voto femenino - 1

El voto femenino:

la lucha por la igualdad

Prof. César Cortez Mondragón
Docente de la carrera profesional de Turismo y Patrimonio Cultural

Esta semana se celebró el 60º aniversario de la obtención del derecho femenino al voto. Seis décadas después, y con una trayectoria de participaciones ilustres en la política, es oportuno recordar todo este largo proceso que significó su reconocimiento.

Al estudiar en nuestros textos escolares la historia del Perú, encontramos que existen pocas referencias a las mujeres en la construcción de la nación y en el desarrollo de la sociedad peruana. Pareciera que en nuestra tierra se hubiera realizado los acontecimientos sin su participación. Sin embargo, ellas protagonizaron los grandes momentos de decisión con innumerables sacrificios.

Voto Femenino - Maria alvarado

Fundadora de “Evolución femenina”, movimiento pro derechos de la mujer, María Jesús Alvarado presentó, en 1955, ante el Congreso de la República, la solicitud para la aprobación del proyecto de ley para el voto femenino.

Así, a lo largo del siglo XIX tenemos la figura del caudillo como presidente y líder político. Ellos representaban a la patria y su presencia anulaba toda participación de la mujer. Entrado el siglo XX, la participación de la mujer en la política fue condicionada, así como su derecho al voto. Los varones las consideraban físicamente débiles, intelectualmente inferiores y sin criterio para elegir a los gobernantes. Ya desde fines del siglo XIX, y principios del XX, damas como María Jesús Alvarado, Zoila Aurora Cáceres y Elvira García y García, hicieron cambiar opiniones y afianzar la idea de que la mujer peruana era importante en la toma de decisiones y no se debía negar su derecho político, aunque las constituciones, como las de 1860, 1920 y 1933, se lo negasen.

Voto Femenino - 2

 
 
Las elecciones de 1956 fueron el inicio de una participación visible y una trayectoria importante de la mujer en la política contemporánea del país, así como en la gestión pública.

Después de la Segunda Guerra Mundial y la determinación de La Carta de los Derechos humanos, toda discriminación por sexo, raza y credo se acabó. De este modo, durante el Gobierno del Presidente Odría, el 7 de setiembre de 1955, se publicó la Ley electoral N° 1339 que revelaba la igualdad entre hombres y mujeres en el derecho a voto. Entonces se tuvo que modificar la constitución en los artículos 84, 86 y 88, para decir que “el voto se otorgaba a las mujeres mayores de 21 años y casada de 18, igual que los varones. Así, luego de las elecciones de 1956, nueve mujeres integraron el Parlamento, cuyos nombres han escrito la historia: Irene Silva, como la única senadora, y las diputadas: Alicia Blanco, Lola Blanco, Carlota Ramos, María Silva, Juana Ubilluz, Manuela Billinghurst, María Gotuzzo y Matilde Pérez Palacios.

El voto femenino marcó el inicio de nuevas conquistas, como las de ser ministras de Estado, presidentas del Congreso, directoras de Instituciones Públicas, hasta la presencia, con cuotas, en la conformación de las listas de los partidos políticos. Así también, abrió el camino de la presencia de la mujer en la gestión pública, como autoridades municipales (alcaldesas) y regionales (presidentas regionales). Quién sabe y esta lucha, que comenzó hace 60 años, encuentre su culmen en la elección de la primera mujer presidenta del Perú.

Una respuesta a “El VOTO FEMENINO: la lucha por la IGUALDAD”

  1. ¡Qué bien! Ojalá sigan publicándose más textos semejantes como el que la profesora Elizabeth Puertas elaboró sobre la Mujer en el virreinato. Felicitaciones, profesor César

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *