Canonización de los beatos JUAN PABLO II y JUAN XXIII

Llaves vaticano

27 de abril:
Canonización de los beatos
JUAN XXIII y JUAN PABLO II

juan-xxiii
title-juan-xxiii

Angelo Giuseppe Roncalli
Sotto il Monte, Italia, 25 de noviembre de 1881
1904
1958-1963
3 de junio de 1963
2 de setiembre de 2000 por Juan Pablo II
La monja italiana Caterina Capitani, agonizante, recuperó la salud después de invocarlo en sus plegarias.

“Pro gratia” por el conocimiento seguro y profundo del patrimonio de sus escritos y de su obra, haciendo surgir de forma luminosa su santidad.
  

Los santos y las santas han sido siempre fuente y origen de renovación en las circunstancias más difíciles de la historia de la Iglesia. La santidad de la Iglesia es el secreto manantial y la medida infalible de su laboriosidad apostólica y de su ímpetu misionero.

(De la Exhortación Apostólica Christifideles Laici).

guiainfopapascano
juan-pablo-II
title-juan-pablo-ii

Karol Wojtyla
Wadowice, Polonia, 18 de mayo de 1920
1946
1978-2005
2 de abril de 2005
1 de mayo de 2011 por Benedicto XVI
La curación de la monja francesa Marie Simon Pierre que padecía la enfermedad de Parkinson.
Floribeth Mora, una costarricense con un grave aneurisma, se curó en 2011 fruto de las plegarias dirigidas al beato.
Aclamado popularmente como santo, su proceso de canonización ha llegado en tiempo récord pero después de seguir todos los pasos marcados por la Iglesia.

El PROCESO de Canonización

1. Siervo de Dios

El Obispo diocesano y el Postulador de la Causa piden iniciar el proceso de canonización, presentando a la Santa Sede un informe sobre la vida y las virtudes de la persona.
La Santa Sede, por medio de la Congregación para las Causas de los Santos, examina el informe y dicta el Decreto proclamando que nada impide iniciar la Causa (Decreto Nihil obstat). Este Decreto es la respuesta oficial de la Santa Sede a las autoridades diocesanas que han pedido iniciar el proceso canónico.
Obtenido el Decreto Nihil obstat, el Obispo diocesano dicta el Decreto de Introducción de la Causa del ahora Siervo de Dios.

2. Venerable

Proceso sobre la vida y las virtudes del Siervo de Dios: un Tribunal, designado por el Obispo, recibe los testimonios de las personas que conocieron al Siervo de Dios. Al mismo tiempo una comisión de censores analiza la ortodoxia de los escritos del Siervo de Dios.
Con los resultados de los estudios, el Relator de la Causa nombrado por la Congregación para las Causas de los Santos, elabora la Positio.
Si la Congregación para las Causas de los Santos aprueba la Positio, el Santo Padre dicta el Decreto de Heroicidad de Virtudes. El que era Siervo de Dios pasa a ser considerado Venerable.

3. Beato

Se muestra al “Venerable” como modelo de vida e intercesor ante Dios. el Postulador de la Causa debe probar ante la Congregación para las Causas de los Santos la fama de santidad del Venerable y la realización de un milagro atribuido a la intercesión del Venerable cuyo estudio se lleva a cabo en la Diócesis donde ha sucedido el hecho.
La Congregación para las Causas de los Santos examina el milagro presentado. Si el veredicto es positivo se confecciona el Decreto correspondiente para ser sometido a la aprobación del Santo Padre.
El Santo Padre aprueba el Decreto de Beatificación y determina la fecha de la ceremonia litúrgica.

4. SANTO

Se requiere la aprobación de un segundo milagro que haya sucedido en una fecha posterior a la Beatificación. Para examinarlo la Congregación sigue los mismos pasos que para el primer milagro.

El Santo Padre, con los antecedentes anteriores, aprueba el Decreto de Canonización, convocando a un Consistorio Ordinario Público, donde informa a todos los Cardenales de la Iglesia y luego determina la fecha de la canonización.

El proceso concluye con la Ceremonia de la Canonización.

San Martín de Porres canonizado por Juan XXIII

San Martín de Porres canonizado por Juan XXIII

Juan XXIII, que sentía una verdadera devoción por Martín de Porres, lo canoniza en la Ciudad del Vaticano el 6 de mayo de 1962 ante una multitud de cuarenta mil personas procedentes de varias partes del mundo nombrándolo “Santo Patrono de la Justicia Social”,

 
firma-juan-xxiii

Juan Pablo II en el Peru

Juan Pablo II en el Peru

Juan Pablo II visitó dos veces el Perú durante sus años de pontificado.
La primera fue en febrero de 1985, duró 5 días y visitó 8 ciudades. La segunda se produjo en 1988, con ocasión del Congreso Eucarístico Mariano Bolivariano y duró 40 horas.

 
firma juan pablo ii

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *