VERDES MIS ALGARROBOS, VERDES
La algarrobina, producto del Bosque Seco Tropical

Por Zalesky Diana Cáceres Levi y José Martín Rodríguez Sandoval, docentes FIA UCSS Chulucanas

 
fruto algarrobo

La microindustria de la algarrobina es en la actualidad una actividad representativa de la zona costera del Perú, específicamente Piura, esta actividad está arraigada y vinculada cultural y económicamente entre los pobladores que habitan y aprovechan el Bosque Seco Tropical (BST). Un componente importante del BST, es el algarrobo (Prosopis pallida), una especie endémica sudamericana, cuyo fruto es la materia prima para la obtención de la algarrobina.
 

Cómo se obtiene la algarrobina

La algarrobina, es extraída a través de un proceso de cocción a altas temperaturas por varias horas hasta lograr un promedio de 75° brix, que le confiere una consistencia densa debido a la concentración de azúcares. Un gran porcentaje de microempresas locales hace uso de la madera del algarrobo para el procesamiento, pues se cree que el humo le confiere características organolépticas distintas.

El algarrobo no es objeto de demanda únicamente por su fruto sino también, por la madera. Este hecho tuvo repercusiones significativas sobre el BST, pues era común talar bosques de algarrobo; Sin embargo, hace 30 años, ésta práctica cultural ha cambiado.
 

Sostenibilidad ante el cambio climático

El poblador ha interiorizado el valor que tiene el bosque y sus subproductos. Es así, que la obtención de su madera se realiza mediante podas periódicas. Este cambio en la mentalidad del poblador genera menos impacto sobre el ecosistema y demuestra que sí es factible un aprovechamiento racional del bosque. No obstante, el rendimiento del algarrobo ha disminuido considerablemente en los últimos 10 años, debido al cambio climático que genera un incremento de temperaturas en esta zona, lo cual afecta la floración de muchos cultivos, entre ellos, el algarrobo, provocando una disminución en la producción del fruto.
Por tal razón, es importante, ser conscientes como consumidores, pues la demanda que ejercemos sobre el mercado, es una demanda directa sobre los recursos naturales limitados que disponemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *