“No hay nada imposible. Mientras tengamos la salud y la vida, tenemos que ser felices y alcanzar nuestras metas”

“No hay nada imposible. Mientras tengamos la salud y la vida, tenemos que ser felices y alcanzar nuestras metas”

TESTIMONIO-TATANIA-RAMONES.cdr

Testimonio de Tatiana Milagritos Ramones Fernández, egresada de la carrera de Administración y Negocios Internacionales de la UCSS Alto Mayo.

Mg. Teresa Rubino, Universita di Bari – Prensa UCSS

 
Tatiana Milagritos Ramones Fernández acaba de egresar de la carrera de Administración y Negocios Internacionales del programa UCSS del Alto Mayo y ya tiene las ideas claras sobre su futuro. Ingresó al mundo laboral como practicante en una empresa de servicios en la cercana ciudad de Rioja, donde ha desempeñado el rol de encargada de la administración.

En la actualidad, Tatiana trabaja como analista de créditos en una empresa financiera que otorga micro préstamos a todos aquellos que quieren emprender un negocio y necesitan de un capital inicial: “Una compañera, que estaba haciendo practicas allí, me dijo que habían abierto una convocatoria para promotores de créditos. Entonces decidí presentarme y obtuve el trabajo. Entre todos los que se habían presentado entramos en el equipo solo yo y otro compañero. Empecé como promotora de créditos, ahora estoy como analista de créditos y mi objetivo es alcanzar la plaza de administrativa”.

Tatiana-Ramones---llamadaSu trabajo consiste en captar clientes que tengan algún tipo de ingreso, sean del comercio, agricultura o crianza de animales, que necesitan tener un apoyo del banco. Su trabajo se desempeña netamente en el campo: visita a los clientes, les asesora, les pregunta en que consiste su negocio, averigua si están en condiciones de cubrir el capital y el interés y, si el cliente cumple con los requisitos, entonces se les aprueba un crédito.

Tatiana destaca la importancia de su formación en la UCSS: “Para mí ha sido muy importante porque me ha permitido formarme profesionalmente y a nivel humano. La UCSS es parte de mi vida y me ha ofrecido éxitos. Además me ha enseñado la importancia de realizar labores sociales. Por ejemplo, en esos días, acabamos de crear un grupo, ‘La Infancia Misionera’, mediante el cual nos acercamos a las familias necesitadas y les proporcionamos apoyo. Mi situación familiar tampoco es fácil, pero hay que ver también la realidad de los demás y mejorarla”.

Cuando la UCSS abrió el programa en el Alto Mayo compartió las instalaciones del Colegio San Juan Bautista hasta el 2014, luego inauguró el nuevo campus universitario en la zona de Nuevo Edén. En esta nueva infraestructura, los estudiantes pueden cultivar sus estudios en un ambiente verde y lejos del ruido de la ciudad, contando con los servicios adecuados para el aprendizaje. A partir de esta fecha, el desarrollo económico básico que existía en la zona, adquiere mayor impulso: “La UCSS ha promovido muchas actividades económicas; por ejemplo, el servicio de alquiler de habitaciones en el centro y en esta misma zona: hay muchas personas que han comprado un lote de terreno, han construido y alquilan espacios para el alojamiento y el estudio. Así también en el comercio muchas personas han empezado a vender productos afines. Entonces, las personas que no tenían muchos ingresos han encontrado la oportunidad de generarlos y han cambiado así sus vidas”.

Cuando Tatiana piensa en las nuevas generaciones de jóvenes que opten por una formación profesional en la UCSS apela a superar sus dificultades: “Yo les diría que vengan a estudiar aquí porque vivirán una buena experiencia. El impedimento no es si hay o no posibilidades económicas, porque si queremos forjar y desarrollar nuestro futuro se puede buscar y encontrar el dinero. No hay nada imposible. Mientras tengamos la salud y la vida, tenemos que ser felices y alcanzar nuestras metas”.

   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *