La ACREDITACIÓN y el desafío de la COMUNIDAD

La ACREDITACIÓN y el desafío de la COMUNIDAD

El Prof. Roberto Tejada, Coordinador de la carrera acreditada de Filosofía y Religión comparte la experiencia del proceso de acreditación más allá del trámite y la evaluación.

 

En la vida laboral de una persona siempre hay retos que cumplir porque de lo contrario el trabajo se convertiría solamente en automatismo práctico y en algunos casos hasta motivo de angustia y de crisis. Más allá de estos extremos hay experiencias interesantes que despiertan aquella visión “humanizante” del trabajo de la que hablamos cuando intentamos explicar el sentido de nuestro desempeño laboral y ubicarlo en las raíces de la construcción de la persona.

La acreditación pudo haberme sonado inicialmente a “papeles” y burocracia inútil, parte de un sistema estandarizante y en gran parte, manipulador (aunque confieso que no he anulado totalmente algunas de estas ideas). Los años (porque fueron más de cuatro) que se han involucrado mostraban una tarea titánica, incluso pensando en que los medios con los que se cuenta nunca son suficientes. A esto hay que adicionar un panorama sombrío porque finalmente la decisión estaba en las manos de un tercero el cual, en razón de la imparcialidad, podía ser inapelable a cualquier intento de explicación fuera de los esquemas diseñados en un modelo de calidad.

CARRERAS-ACREDITACIÓN-EDUCACIÓN.cdr¿Qué paso en el camino? Pasaron varias cosas. Un equipo de docentes de la Facultad de Educación se comprometió “pase lo que pase” a lograr el objetivo. Incondicionales para afrontar el problema del tiempo, los recursos, la desilusión burocrática etc. Nos hicimos amigos para trabajar y discutir entre nosotros el mejor camino.

Un grupo de estudiantes vio lo que sucedía, las necesidades, los contratiempos y por qué no decirlo, las contradicciones. Sin embargo, se unieron y no interesaron más los problemas, ellos decidieron darle al “toro por las astas” y dijeron que eran “pocos, pero buenos” y eso, les aseguro, hizo una gran diferencia.

Los “hermanos mayores” (porque así los llamaron los estudiantes) que ya habían dejado su casa de estudios ni siquiera pusieron peros; y, aunque tuvieran que pedir permiso en sus instituciones de trabajo, nos visitaron y formaron un grupo de colegas que desde la solidez que te da la experiencia laboral querían aportar y contar por qué vale la pena trabajar por la educación y promover la experiencia de la universidad, esa de la que ellos mismos fueron el fruto.

Las personas que dedican su trabajo al servicio administrativo de la universidad, el personal de mantenimiento, vigilancia, etc., a todos les parecía que su aporte era importante, que contaba para el logro del objetivo. Así se lo tratamos de hacer sentir y así lo expresaron de mil formas, desde la simple presencia hasta la posibilidad de brindar sus aportes para mejorar.

Acreditacion carreras FCEH 4Los grupos de interés fortalecieron el proyecto mostrándonos las diversas formas en las que la universidad se hace significativa para la comunidad en la que vivimos. No solo hubo cortesía sino también sinceridad para señalar los puntos débiles y proponer alternativas para superarlos.

Cuando me di cuenta, me encontré en medio de una comunidad y recordé lo real que puede ser esa frase que a veces decimos: “se aprende siempre con otros, de otros”. La comunidad no solamente es el grupo que está en tu entorno, se trata de la difícil dependencia que hace jugosa la vida y la formula como una pendiente todos los días.

Así, la experiencia de la acreditación, tal vez siga pareciendo la misma de siempre: burocracia y papeles. Pero en la UCSS creo que gracias a todos los que intervinieron ella [la acreditación] tienen otro rostro: un rostro humano, fraterno e incluso sonriente.

Acreditacion carreras FCEH 3Finalmente, alguien podría decir que se trata, efectivamente, de un trabajo. Y sí, tiene razón. Es un trabajo, pero es diferente si te haces mejor persona con él. Ojalá que haya sido así para todos.

Y si a alguien se le ocurre preguntar ¿qué es eso de la acreditación? Creo que le sugeriré pensar primero en quiénes son sus amigos y cómo es la comunidad en la que vive. Es más importante que saber si tiene o no todos los papeles para acreditarse.

¡Felicitaciones a todos los miembros de las carreras de Educación Secundaria Filosofía y Religión, Lengua Inglesa y Educación Primaria! Un abrazo fraterno.
 

   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *