CINE para la TRANSFORMACIÓN SOCIAL

Alumnos de NOPOKI cuentan sus historias en documentales realizados por ellos mismos gracias al taller impartido por la Escuela de Cine Amazónico

LOS CORTOS

Ritual yanesha para convertirse en mujer

Sinopsis: Uno de los ritos de pasaje del pueblo Yanesha (arawak) es explicado por una de las personas que lo vivió.

La Historia de Alexander
Sinopsis: Alexander es un joven shipibo-konibo que -como muchos otros- no encontraba un espacio donde crecer como persona, se estaba perdiendo, pero pudo hallar su camino en una universidad en medio de la selva.

Delcy, venciendo al pasado
Sinopsis: Una joven del pueblo shipibo-konibo vive conflictos familiares que le impiden salir adelante. Un hijo por mantener es el estímulo para estudiar y cumplir su sueño: ser profesora.

20 jóvenes nativos estudiantes de NOPOKI aprendieron la teoría y la técnica audiovisual produciendo 3 cortos documentales que fueron estrenados en el marco del Encuentro Internacional de Investigación Colaborativa Intercultural que tuvo lugar en nuestro centro de Atalaya el pasado mes de julio.

Estas producciones fueron posibles gracias a la Escuela de Cine Amazónico cuyo director Fernando Valdivia dirigió el taller “Cine para la transformación social” que capacitó a nuestros alumnos en guión, manejo de cámara, y grabación de audio y vídeo, con lo cual emprendieron a la aventura colectiva de elaborar su propio lenguaje audiovisual para contar sus propias historias.

La iniciativa SHARE Amazónica contribuyó a la organización de este taller destinando fondos de las becas obtenidas por la Wenner-Gren Foundation (EE.UU.) y la University of Sussex (Reino Unido) que cubrieron los gastos del taller y las producciones bajo su cargo.

Apoyaron a los grupos de trabajo los siguientes profesionales amigos:

Rafael Sanz Gálvez, psicólogo y artista español (UCSS-NOPOKI)
Jaminson Pablo Otto, comunicador social (Federación Asháninka del Bajo Urubamba)
Esteban Arias Urízar, antropólogo peruano (Collège de France)
Marina Vidal-Naquet, cineasta francesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *