300 años de la declaratoria del SEÑOR DE LOS MILAGROS como PATRONO de LIMA

Turismo y
Patrimonio Cultural

300 años de la declaratoria del SEÑOR DE LOS MILAGROS como PATRONO de LIMA

300-años-señor-de-los-milagros-efigie

José Antonio Benito Rodríguez
Director del CEPAC – UCSS

José Antonio Benito Rodríguez
Director del CEPAC – UCSS

El 21 de septiembre se conmemoró el tercer centenario de la declaratoria del Señor de los Milagros como patrono de Lima, tal como lo registra el Acta del Cabildo. Conviene destacar la importancia histórica del gesto corporativo, así como la singularidad del documento. Si consultamos el término “patrono, na” de la RAE (Real Academia de la Lengua, 23 edición) comprobaríamos que, de los nueve significados, coinciden con “guarda” y “custodia” seis y el significado habitual es, como dice el documento, el que “guarda” y “custodia”. Por otra parte, el Acta deja muy claro que el Cabildo “hace voto” que, según la RAE, es una “Promesa que se hace a la divinidad o a las personas santas, ya sea por devoción o para obtener determinada gracia”.

Uno de los mejores conocedores de su historia es el P. Rubén Vargas Ugarte, S.J:, titula el capítulo X “El Patrono de la Ciudad” y escribe:

“El Santo Cristo de los Milagros había hecho creer su sombra el Instituto Nazareno y, su vez, las hijas de la Madre Antonia se esmeraron en fomentar el culto de la Sagrada Imagen. Hízose general la devoción y toda la ciudad comenzó a aclamarlo como a su especial abogado contra los temblores. El Cabildo de Lima no pudo menos de secundar el piadosos sentir de los habitantes y en el año 1715, por unánime decisión de los alcaldes y regidores, se hizo voto y juramento de atender a su mayor culto y veneración y de celebrarle solemne fiesta todos los años el día de la Exaltación de la Cruz, el 14 de septiembre. El documento merece conocerse, porque es el primer homenaje tributado por la ciudad al que había de ser su Patrono” [1].

Otro experto y, a la vez, Secretario General de la Hermandad, Raúl Banchero, en su libro El Cristo de Pachacamilla (Lima 1984) titula un acápite “El Patrono Jurado de la Ciudad”: “Por tal motivo se adelantó un día la procesión para efectuar una simbólica toma de posesión del pedregal y el 17 de octubre de 1715 las andas del Santo Cristo de los Milagros fueron a los barrios bajopontianos por vez primera” (pp.31-32)

La obra “360 Años. Fidelidad, caridad y sacrificio por Cristo y su Iglesia. 1651-2011” de la Hermandad del Señor de los Milagros de Nazarenas (K&K Editores Internacionales S.A.C, Lima, 2011), expresión de la tradición del culto al Señor, en su apartado “Nombramientos y Bendiciones” recoge en el subtítulo “Patrón Jurado por la ciudad de Lima”: “El 21 de setiembre, el Cabildo de lima, dada su protección constante contra los diversos temblores y terremotos, y al haber quedad inalterado por estos movimientos, y previa gestión de Sebastián de Antuñano, Sor Josefa de la Providencia y del Padre Alonso Messía, S.J., declaró al Cristo de los Milagros como “Patrono Jurado por la Ciudad de los Reyes contra los temblores que azotan la tierra”. A partir de este momento fue llamado como se le conoce actualmente El Señor de los Milagros de Nazarenas” p. p.29

En la mayoría de los estudios aparece de modo parecido “patrono de Lima”, “patrono de la ciudad”, “patrono jurado”. En la actualidad la mayoría de expertos y del pueblo fiel identifica “guarda y custodia desta ciudad” cita precisa del acuerdo municipal con “patrón jurado de Lima”.

TRANSCRIPCION DEL ACTA DEL LIBRO 32 DE LOS CABILDOS DE LIMA 1707-1731, Folio 158 v

En el índice del Libro figura este enunciado-resumen “Cabildo en que se hizo la dotación de una misa cantada para siempre jamás al Santo Cristo de los Milagros que se ha de decir el día 14 de septiembre en que se celebra la exaltación de la Santa Cruz y se hizo donación por dicha misa del pedregal que está adelante del Matadero de la Baca y todo está con voto y juramento solemne”

(En la parte superior del folio 158 v figura este encabezado)

Señor de los Milagros:
El Palomino Conde de Portillo Lascano Merino Márquez de Santa María Terrones Prera Velaochaga
Dotación de una misa cantada para siempre Jamás al Santo Cristo de los milagros por este cabildo y se ha de decir el 14 de setiembre, día de La exaltación de la Santísima Cruz y por dicha Misa se le hace dotación de El Pedregal que está adelante del Matadero de la Baca de esta ciudad como quien va al pie del Cerro de san Cristóbal

“En la muy noble y Leal Ciudad de los Reyes del Perú en veintiún día del mes de septiembre de mil y setecientos y quince años, se juntaron el Cabildo, la Justicia y Regimiento desta dicha ciudad en la Sala de Ayuntamiento, como lo han uso de costumbre para tratar y conferir las cosas tocantes al servicio de Dios Nuestro Señor y de Su Majestad, que Dios guarde, bien y útil de la República: conviene a saber los señores Maestre de Campo D. Sebastián Palomino Pendón, Regidor perpetuo desta dicha ciudad, General D. Joseph Sarmiento de Sotomayor y de los Ríos, Conde de Portillo, Señor de la Villas de San Salvador de Sabusedo y la Samoyana, ambos Alcaldes Ordinarios de esta ciudad, por su Magestad, D. Pedro Lazcano Centeno de Valdez, Alférez Real y Juez de aguas, D. Joseph Merino y Jarava, Alguacil Mayor D. Martín Joseph Mundarra, Marqués de Santa María, D. Carlos González Terrones, Capitán D. Diego de la Presa Carrillo y el Dr. D. Joseph Velaochaga, Regidores perpetuos de esta ciudad por Su Magestad y lo que ante mí el presente escribano se trató y confirió fue lo siguiente.

En este Cabildo se trató y confirió haber mostrado la experiencia los muchos milagros que ha ejecutado Nuestro Señor Jesucristo, el cual intitulan y llaman el Santo Cristo de los Milagros y habiendo tantos años que padece esta ciudad tantas calamidades, así en la esterilidad de los campos, epidemias y otras fatalidades, para que su Divina Magestad mejore los tiempos y la libre de todo mal y contagio, se obliga este Cabildo a dotarle una misa cantada con toda solemnidad y pompa, el día 14 de septiembre, en que se celebra la Exaltación de la Santa Cruz, a que asistirá el Cabildo para siempre. Y respecto de que la Madre Josefa de la Providencia ha pedido se le aplique el pedregal que está al pie del cerro San Cristóbal para fabricar y formar alguna huerta con las limosnas costear dicha misa, se resolvió por todos los señores capitulares se le aplique el pedregal haciendo vista de ojos del y los señores comisarios de [los] solares con el Maestro Mayor de la Fábrica, para que lo mida y tasen y de todo se hará consulta y representación a Su Excelencia suplicándole se sirva de confirmar este cabildo y donación. Y en veintisiete de dicho mes de septiembre el dicho Cabildo, Justicia y Regimiento de dicha ciudad por ante mí el escribano pasaron a hacer e hicieron el voto promesa y juramento siguiente:

“ Nos, la Justicia y Regimiento de la Muy Noble y Leal Ciudad de los Reyes del Perú, considerando las calamidades que padecemos y temiendo por nuestras culpas mayores castigos, implorando la Divina Misericordia que experimentamos en la Sagrada Imagen del Santo Cristo de los Milagros que se venera en el Santuario, sito en los confines desata ciudad,hacemos promesa, juramento y voto sobre los Santos Evangelios de cuidar y atender a su mayor culto y veneración, celebrando todos los años su fiesta, el día de la Exaltación de la Cruz, pidiendo humildemente a su Divina Majestad que sea guarda y custodia desta ciudad, para que la defienda de los enemigos visibles e invisibles y de todos cualesquiera males y trabajos que la puedan afligir y lo firmamos en dicha ciudad, en veintisiete de septiembre de mil setecientos y quince.
D. Sebastián Palomino Pendón, El Conde del Portillo, D. Pedro Lazcano Centeno, D. Joseph Merino y Jarava, Marqués de Santa María, D. Carlos González Terrones, Capitán D. Diego Carrillo de la Presa, D. Joseph Velaochaga. Ante mí, D. Diego de Salazar, Escribano de Su Magestad, Teniente del de Cavildo y Público”.

 
LA MUNICIPALIDAD OBSEQUIA UN ESCUDO DE 1.000 SOLES PARA LAS ANDAS DEL SEÑOR, 22 OCTUBRE 1937

A propuesta del Regidor Carlos Salas y Perales, el Alcalde Eduardo Dibós Dammert, hace entrega del escudo “para perpetuar la proclamación que se hiciera del Señor de los Milagros como Cristo Rey Patrón de Lima”.
 
ALCALDE ALBERTO ANDRADE CARMONA, 18 DE OCTUBRE 1997

En la presentación del libro Nuestro Señor de los Milagros (Municipalidad de Lima, 1997) se hace eco de la tradición de la municipalidad acerca del patronazgo del Señor de los Milagros:

“Todo ello venía a confirmar el carácter milagroso de esta imagen del Crucificado, lo que movió al Cabildo limeño a proclamarlo oficialmente como Patrono Jurado de la Ciudad en 1715.
Desde entonces, la comuna de Lima participa activamente en los homenajes al Cristo y la vigencia actual del culto a Nuestro Señor.
A Él dedicamos, una vez más, nuestros mejores esfuerzos en favor de Lima, agradecemos sus constantes bendiciones y le pedimos que siga guiando a nuestra ciudad por la senda del progreso y el bienestar”

Además, dedica un capítulo a recordar que es “Patrono y Defensor de la Ciudad” p.17

Es oportuno recordar los destacados reconocimientos del año 2005, en la Resolución Directoral Nacional Nº 1454/INC del Instituto Nacional de Cultura, y su declaración de la “Festividad del Señor de los Milagros” como Patrimonio Cultural de la Nación. Firma, Lima, 25 de octubre 2005, el Director Luis Guillermo Lumbreras Salcedo. El año 2010, Ley Nº 29602 del Congreso de la República, por la que se declara al Señor de los Milagros como Patrono del Perú,“Patrono de la Espiritualidad Religiosa Católica del Perú y como símbolo de religiosidad y sentimiento popular…cuya festividad se celebra dentro y fuera del país en el mes de octubre de cada año”. Firma, Lima 13 de octubre 2010, Alan García Pérez.

Las ideas fundamentales del documento:

  • Se reconoce la existencia de la advocación del Santo Cristo de los Milagros
  • La ciudad sufre calamidades climáticas que provocan esterilidad de los campos, epidemias y otras fatalidades.
  • Para que Dios solucione los problemas se obliga este Cabildo a dotarle una misa el día 14 de septiembre, fiesta de Exaltación de la Santa Cruz, a la que asistirá el Cabildo para siempre.
  • Se concede la petición de Madre Josefa de la Providencia de que el Cabildo done el terreno de El Pedregal (adelante del Matadero de la Baca, al pie del Cerro de san Cristóbal)
  • Hacen voto, promesa y juramento de cuidar y atender a su mayor culto y veneración, pidiendo que sea guarda y custodia desta ciudad.

En resumen: El Cabildo de Lima, en reconocimiento del poder del Señor de los Milagros, ante las calamidades que la Ciudad padece, se compromete a celebrar religiosamente la fiesta del 14 de septiembre y hace voto de atender a su culto, reclamándolo como patrón (guarda y custodio).

En casi todos los escritos académicos e institucionales, así como en el uso habitual de la población, los términos empleados en el acta del Cabildo no han generado nunca equívoco alguno, sino que siempre ha sido interpretado como PATRONO DE LA CIUDAD.

En torno a la imagen y procesión del Señor de los Milagros de Nazarenas, en Lima (Perú), brotan múltiples realidades culturales (Hermandad, Monasterio de Nazarenas, Liturgia, Devotos, Autoridades civiles y eclesiásticas, Comerciantes, Prensa…) que la convierten en una vivencia espiritual compartida por cientos de miles de peruanos, tanto en Lima como fuera de la metrópoli. En un país tan social, cultural, económica y étnicamente diverso, “el Señor de los Milagros asume un rol integrador que no es ni transitorio ni meramente simbólico”. Frente al avance de la tecnología globalizada y de la modernidad en la cultura contemporánea, el acontecimiento del Señor de los Milagros está logrando humanizar, personalizar, revitalizar aquellos lugares del mundo donde la modernidad tiende a deshumanizar y despersonalizar a la sociedad. No sólo porque la migración internacional ha trasladado este culto por casi todo el mundo sino porque aprovecha eficazmente la tecnología de la comunicación mundializada para difundir su impacto religioso.

Como muestra de la conveniente alianza Iglesia-Estado, desde su autonomía, el 18 de agosto 2015, se conmemoraron los 35 años de la suscripción del acuerdo entre la Santa Sede y la República del Perú (1980), en el evento denominado: “La Iglesia Católica como elemento importante en la formación histórica, cultural y moral del Perú”, promovido por la Dirección General de Justicia y Cultos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, a través de la Dirección de Asuntos de la Iglesia Católica, y con el auspicio de la Conferencia Episcopal Peruana. Las constituciones políticas de 1979 y de 1993 recalcan en sus artículos 86 y 50, respectivamente, tal contribución y cómo esa contribución sirve de base para efectos de una relación de cooperación y colaboración entre Iglesia y Estado. Es decir, el Estado reconoce la contribución de la Iglesia Católica en la formación histórica, cultural y moral del Perú. En el caso de la Constitución Peruana, se parte de una noción de separación armoniosa entre Iglesia y Estado, en la perspectiva de reconocer la independencia y autonomía de la Iglesia, pero partiendo de un marco de cooperación.

Las condiciones sociales en las que se encuentra Lima y el Perú requieren la participación integral de todas sus instituciones. El buen entendimiento de la Iglesia y del Estado, del mundo religioso y el civil, en una población que se confiesa religiosa y deseosa de vivir con valores, espera de sus representantes políticos gestos como el presente, que reconozcan lo que forma parte de su identidad. Como historiador que ha dedicado varios libros y artículos, conferencias, exposiciones, cursos al estudio de la historia y devoción del Señor de los Milagros, felicita a la Municipalidad y al Arzobispado de Lima por el interés mostrado y propone a ambos conmemorar la declaratoria del Cabildo con una Declaración por parte de la Municipalidad y una Carta o escrito por parte del Sr. Arzobispo.
 


 

[1] R. Vargas Ugarte Historia del Santo Cristo de los Milagros, 4ª ed., Lima, 1984 pp.77-80. El capítulo X se titula “El Patrono de la Ciudad”. Escopia certificada custodiada en el Archivo del Monasterio de las Madres Carmelitas Nazarenas. Escribano del Cabildo, D. Diego Delgado de Salazar; dan fe de que va escrita de su mano los escribanos de S.M. Felipe Gómez de Arévalo, Martín de Porras y V. Espinoza, Lima 29 de octubre, 1718.

Una respuesta a “300 años de la declaratoria del SEÑOR DE LOS MILAGROS como PATRONO de LIMA”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *