Los estudios, el trabajo y el entusiasmo de lograr aprendizajes significativos

 

Muchos estudiantes de secundaria y universitarios pasan sus años de estudios preocupados, con ansiedad y sufriendo. Solo el hecho de saber que iniciarán una nueva etapa o ciclo de estudio los pone muy nerviosos; y los exámenes mucho más. Por ello, es muy importante saber y recordar que hay cosas, muchas cosas, más importantes en la vida, que van más allá de los estudios. Hay que considerar que estudiar es solo una parte de la vida y que hay otros aspectos valiosos -como la familia, la salud, las relaciones, la vida profesional-, por lo que debemos entender que no vale la pena angustiarnos tanto, si ponemos todo nuestro empeño y seriedad en lo que hacemos obtendremos mayor satisfacción y placer, nos sentiremos más relajados y disfrutaremos más de los estudios.

Hoy en día se cuenta con mucha más información para fortalecer la motivación a estudiar. Aquí algunas recomendaciones:

1
Vive el hoy, no pienses en el pasado que ya se fue, ni en el futuro que está por venir.

 

2
Disfrutar y creer que lo que estudio es muy interesante y valioso para mi formación.

 

3
Buscar el lado práctico a lo que estudias, a través de casos y ejemplos.

 

4
Pensar en las recompensas de estudiar y aprender, además de aprobar el curso.

 

5
Relajarme antes de los exámenes: hacer deporte, por ejemplo.

 

6
Tener la firme creencia, que tras haberme esforzado al 100% en estudiar, puedo sentirme tranquilo y entusiasmado en seguir adelante.

 

7
Si debemos memorizar algo, usar reglas mnemotécnicas de asociaciones mediante la imaginación. Esto es muy sencillo y divertido.

 

Iniciar un nuevo período o semestre sea en los estudios o en el trabajo debe llenarnos de entusiasmo y deseos de lograr aprendizajes significativos, aquellos que se refieren a que la persona aprende un contenido solo cuando es capaz de atribuirle significado más o menos profundo, dependiendo de sus capacidades y experiencias.

Entonces demos valor y significado a nuestro período de estudio y trabajo para que así podamos alcanzar los objetivos que nos proponemos. Dejemos atrás las situaciones de ansiedad, estrés y confusión que solo traen consigo enfermedades y no nos aportan claridad ni mejoran nuestra capacidad de aprender y centrémonos en lo que es real, verdadero e importante ya que iniciar un nuevo período siempre es alentador y estimulante.

El reto consiste en que se mantenga ese deseo de aprender no solo durante la etapa escolar o universitaria sino durante el resto de la vida y en todas las actividades de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *