Madres ahorradoras:
10 CLAVES para administrar un PRESUPUESTO FAMILIAR

Un presupuesto familiar nos enseña a ser responsables con nuestras deudas y establecer hábitos de pago. La Prof. Rina Liz Iparraguirre, de la Facultad de Ciencias Económicas y Comerciales de la UCSS, nos enseña cómo, brindando su testimonio familiar.

10 CLAVES para administrar un PRESUPUESTO FAMILIAR
 
El presupuesto familiar es una herramienta que nos permite proyectar nuestros ingresos y gastos. Para poder emplear el dinero correctamente toda la familia debe involucrarse con el fin de alcanzar un objetivo familiar común: asegurar la educación de los hijos o unas vacaciones anheladas.

El presupuesto familiar se debe realizar mes a mes para mantener actualizados los ingresos y gastos y así empezar a ahorrar. Esto significa: un dinero que no será utilizado a corto tiempo, sino para el futuro.

Para obtener un buen presupuesto familiar debemos tener en cuenta los siguientes pasos:

01
Proyectar uno o más objetivos de inversión familiar: estudios, compras, viajes, etc.
02
Conocer todos los ingresos del círculo familiar (sueldos, de papá, mamá e hijos).
03
Evaluar todos los gastos como pueden ser (alimentación, transporte, servicios básicos, entretenimiento, vivienda, salud, otros gastos).
04
Se deben planificar las compras.
05
Se debe de pagar las compras al contado; para evitar pago adicional de interés.
06
Aprovechar los descuentos en los mercados y supermercados.
07
En lo posible realizar las compras para el mes.
08
Enseñar a los hijos priorizar gastos y el ahorro.
09
Una vez conocido los gastos podemos reducir algunos eventuales, como puede ser (salir a comer a la calle, comprar helados, comprar galletas).
10
Comparar constantemente los ingresos y gastos.

 
Una vez conocidos los detalles anteriormente, pasamos a realizar una resta entre los ingresos y egresos. Si al realizar la resta nos sale positivo, podemos empezar ahorrar. Esto significa un adecuado presupuesto familiar.

Pero si, por lo contrario, al realizar la diferencia nos sale negativo, más gastos y menos ingresos, estamos en déficit, debemos realizar de inmediatamente unos ajustes a nuestro presupuesto: disminuir gastos innecesarios –como el costo del móvil-, llevar la comida al trabajo, no comprar golosinas para los niños, etc. Todo esto se hará solo por un tiempo determinado hasta salir del déficit donde nos encontremos.

Para que un presupuesto funcione se debe tener mucha disciplina y organización, siempre contando con el apoyo de los miembros de la familia. Para no obtener déficit debemos evitar que algunos gastos se junten todos los meses y, así, lograr que nuestros ingresos se incrementen.

Otra ventaja de hacer un presupuesto familiar es enfrentar posibles imprevistos, también es importante contar con una tarjeta de crédito con cupo disponible, la cual solo será utilizada en caso de emergencia.

El testimonio

En mi caso, mi familia está conformada por mi esposo e hija de 7 años y, desde el nacimiento de mi pequeña, empecé con el presupuesto familiar, teniendo la prioridad de algunas cosas para la casa y dejar otras, como cuando era soltera (ropa, zapatos, etc.) con el fin de poder ahorrar dinero para la educación y salud de mi menor hija. Cuando empezó a crecer le educamos mucho en el ahorro y el cuidado de sus cosas, como sus útiles escolares (lapiceros, plumones, etc.) y le compramos un chanchito para ahorrar su dinero. Sabe que el dinero no se debe gastar en cosas innecesarias, solo cuando sea necesario.

Como madre de familia conozco a mi hija, sus puntos fuertes y débiles, por ende no siempre trato de complacerla en todo, por el contrario, si desea algo adicional no presupuestado ella sabe que debe ganárselo, pero esto no conlleva a complacer sus caprichos. Por ejemplo, si un amiguito tiene un móvil a su edad y ella desea uno yo debo manifestarle que aún no tiene la edad apropiada para poder utilizar un móvil, haciéndole entender que yo soy la responsable de la economía del hogar y ya habrá momento oportuno para adquirirlo.

Otra cosa que realizamos como familia son las compras del hogar en cuanto a comestibles, siempre pido boleta para poder comparar los precios en el mercado o, caso contrario, anoto en una agenda los precios, trato de comprar, por lo general, en el mayorista la leche, el arroz, azúcar para el mes; en cuanto a las verduras y frutas realizo las compras cada semana, para evitar que se malogren, cuando salimos a realizar las compras, generalmente salimos bien almorzados para no sentir hambre durante la jornada.

Al realizar el presupuesto familiar con mi hija me doy cuenta que le estoy enseñando a valerse por sí misma. Ella, a su corta edad, sabe el valor del dinero, el valor del trabajo. Sabe que mamá y papá deben de trabajar para poder comer.

El presupuesto familiar nos permite tener una cierta cantidad de dinero ahorrado, nos enseñan a padres e hijos a vivir dentro de nuestras posibilidades de una manera sencilla y cómoda, con la finalidad de estar preparados para enfrentar cualquier contingencia sin necesidad de vernos en aprietos económicos. Teniendo el presupuesto familiar evitaremos contraer deudas innecesarias, lo cual nos enseña a ser prudentes con el manejo de nuestros recursos.

Publicado en

Una respuesta a “Madres ahorradoras:
10 CLAVES para administrar un PRESUPUESTO FAMILIAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *